¿Cómo se transfirió el dinero en la Rusia de principios del siglo XX?

¿Cómo se transfirió el dinero en la Rusia de principios del siglo XX?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Estoy leyendo El joven Stalin de Simon Sebag Montefiore. El libro cita con frecuencia cartas entre él y sus compañeros revolucionarios, a menudo cuando estaba en el exilio interno en algún rincón oscuro de Siberia.

Las cartas hacen frecuentes referencias a enviarse dinero entre ellos.

¿Cómo funcionaría esto? ¿Insertarían literalmente algunos billetes en el sobre y se arriesgarían a que se descarrilara en algún lugar de las miles de millas intermedias que viajaría la carta (también, teniendo en cuenta que, como revolucionario exiliado, todo su correo estaría sujeto a censura) o había alguna forma de cheque de viajero o giro postal que solo tenía valor para el destinatario designado? Parece que lo enviaron a unos infiernos bastante desolados y oscuros en medio de la nada, así que supongo que no tenía acceso a los servicios bancarios normales.


La Oficina de Correos de Estados Unidos había instituido un sistema de giros postales durante la Guerra Civil que se volvió progresivamente menos engorroso a medida que finalizaba el siglo XIX. Western Union introdujo su servicio de giros postales en 1871 y Thomas Cook introdujo el Traveller's Check en 1874.

La Oficina de Correos de Rusia también había sido miembro fundador de la Unión Postal Universal desde la fundación de esta última en 1874.

Entonces, si bien es cierto que Rusia se quedó tecnológicamente a la zaga de los EE. UU. Y Europa Occidental, parece seguro que la demanda de estas comodidades habría dado lugar a su adopción en la Rusia europea, al menos, a fines del siglo XIX.


Supongo que usaron transferencias telegráficas (similares a Western Union en Occidente), cuando estaban disponibles. La transferencia telegráfica fue la principal herramienta para enviar dinero en la Unión Soviética hasta la década de 1980. En los lugares donde no había telégrafo, también había transferencias de correos. Llegas a la oficina de correos, das dinero y la oficina envía una especie de cheque a otra oficina de correos, donde el destinatario recibe el dinero. El remitente podía permanecer en el anonimato si pagaba en efectivo, solo el destinatario tenía que mostrar una identificación.

En varios países, las oficinas de correos realizan muchos servicios bancarios simples incluso ahora.

Puedes ver esto, por ejemplo, en la película Colonel Redl de Ishtvan Sabo. (La película está ambientada en Austria-Hungría antes de la Primera Guerra Mundial, pero estoy seguro de que el procedimiento fue el mismo que en Rusia. Y el mismo procedimiento existió en la Unión Soviética hasta la década de 1980).


¿Cómo se transfirió el dinero en la Rusia de principios del siglo XX? - Historia

De los soviéticos a los oligarcas: desigualdad y propiedad en Rusia, 1905-2016

Filip Novokmet, Thomas Piketty y Gabriel Zucman 09 noviembre 2017

Rusia ha experimentado una transformación económica y política dramática desde la caída de la Unión Soviética en 1990-1991, sin embargo, las consecuencias sobre la distribución del ingreso y la riqueza no están muy bien documentadas y comprendidas. Esta columna intenta combinar las diversas fuentes de datos disponibles para proporcionar series consistentes sobre la acumulación y distribución de ingresos y riqueza en Rusia desde el período soviético hasta la actualidad.

Rusia ha experimentado una dramática transformación económica y política desde la caída de la Unión Soviética. Esta experiencia única convierte a Rusia en un estudio de caso especialmente convincente en la agenda de investigación de la desigualdad. Con episodios como el fracaso de la ideología igualitaria soviética, la transición del 'big bang' a la economía de mercado o el surgimiento de los llamados oligarcas (Guriev y Rachinsky 2005), trazar los patrones de desigualdad rusos puede arrojar luz adicional sobre el papel de políticas, instituciones e ideología para comprender la dinámica de la desigualdad. Al mismo tiempo, el desarrollo reciente de la desigualdad también debe considerarse en el discurso de la convergencia y con respecto a la posibilidad de un crecimiento inclusivo.

En un artículo reciente, nos centramos en medir la desigualdad y explicar cómo se pueden combinar las diversas fuentes existentes para poner la trayectoria de la desigualdad de Rusia en una perspectiva histórica y comparativa (Novokmet et al. 2017). 1 Encontramos que las estimaciones oficiales de desigualdad subestiman enormemente la concentración del ingreso en Rusia. También proporcionamos los primeros balances completos de la riqueza privada, pública y nacional en la Rusia postsoviética, incluida una estimación de la riqueza extraterritorial. Este documento es parte de un proyecto más amplio que intenta producir estadísticas de distribución que sean comparables entre países (Alvaredo et al. 2016).


¿Cómo se transfirió el dinero en la Rusia de principios del siglo XX? - Historia

Boris Berezovsky llegó al mundo empresarial de Rusia por una ruta extraña. Él era un ingeniero de software. Nació y creció en Moscú y recibió una educación de alta calidad en electrónica e informática en una institución que participaba en el programa espacial soviético. Berezovsky continuó sus estudios de posgrado en la Universidad Estatal de Moscú, donde obtuvo el equivalente a un doctorado estadounidense. en la década de 1970 y finalmente un Ph.D. que es más avanzado que un Ph.D. en 1983 a la edad de 37 años. Trabajó durante veinticinco años en la Academia de Ciencias Soviética en el campo de la toma de decisiones y en el campo de la automatización informática de la industria.

Decidió incursionar en el mundo empresarial. En la Academia de Ciencias había trabajado con Avtovaz, una empresa que el gobierno soviético había creado para producir automóviles para el mercado soviético de masas. El gobierno soviético contrató al fabricante de automóviles italiano Fiat para construir una planta automotriz a gran escala a 700 millas al este de Moscú. La ciudad en la que estaba ubicada la planta fue nombrada Togliatti en honor al jefe del Partido Comunista Italiano. La planta no fue un triunfo técnico. Había un exceso de personal y la calidad del producto era baja. La productividad del trabajo fue aproximadamente una trigésima parte de la productividad del trabajo en las industrias automotrices de Estados Unidos y Japón.

Berezovsky propuso a Avtovaz que proporcionara ayuda a la empresa para la automatización y el control informático de las operaciones. La estructura del acuerdo era que Berezovsky establecería una empresa en Suiza que crearía una empresa conjunta con Avtovaz. Esto se beneficiaría del programa del gobierno soviético establecido para alentar la inversión extranjera en la economía soviética. Una característica especial de una empresa conjunta es que el socio extranjero podría sacar algunas ganancias de la empresa fuera del país.

Una vez que se estableció la estructura legal para el socio extranjero en Italia, Logovaz, Berezovsky se involucró en la operación de un concesionario de automóviles para vender los Ladas producidos por Avtovaz. Los concesionarios de automóviles eran extremadamente rentables y eran el objetivo favorito de las bandas organizadas que exigían dinero para protección. Berezovsky organizó su propia protección contra los chechenos y trató de mantener alejados a las otras bandas que exigían una represión.

Las bandas rusas no se desanimaron fácilmente. La guerra de bandas estalló. Berezovsky abandonó el país. Cuando regresó, fue blanco de más de un intento de asesinato. El más grave fue el de un coche bomba. Berezovsky viajaba en su Mercedes con chófer con su guardaespaldas. Cuando su vehículo pasaba frente a un automóvil estacionado, detonó una bomba en ese automóvil. Al chófer le volaron la cabeza, el guardaespaldas resultó gravemente herido y Berezovsky resultó gravemente quemado. Hubo otros asaltos a las operaciones de Logovaz, pero cuando el líder de las bandas rusas fue asesinado por un coche bomba, los asaltos cesaron.

Los concesionarios de automóviles fueron extremadamente rentables, en parte, debido a un proceso que Berezovsky llamó la privatización de las ganancias de una empresa estatal. Avtovaz produjo Ladas a un costo promedio de alrededor de $ 4700, pero los vendió a los concesionarios de automóviles a $ 3500 por automóvil. Luego, los concesionarios vendieron los autos por $ 7000 cada uno. La infravaloración de los coches por parte de Avtovaz se produjo como resultado del control de su gestión. Así, Berezovsky trasladó el beneficio potencial de la empresa estatal de la empresa a la empresa privada de los concesionarios. Dado que una empresa que pierde dinero no tendría mucho valor de mercado, sería barato comprar la propiedad. Este es el escenario propuesto por Berezovsky.

En 1996, Berezovsky le dijo a Paul Klebnikov, el autor de El padrino del Kremlin,

Dejó fuera el paso cero esencial: hacerse con el control de la gestión. Es este paso el que permite la privatización de los beneficios de una empresa en la que, como en el caso de Avtovaz, los beneficios pueden transferirse fuera de la empresa mediante la infravaloración del producto. Las ganancias también podrían transferirse fuera de la empresa pagando de más por los suministros.

Berezovsky pasó a adquirir la propiedad de Avtovaz, pero había premios más grandes disponibles para ocupar su atención, como la aerolínea Aeroflot. En la época soviética, cuando se preguntaba a la gente cuál era la aerolínea más grande del mundo, se encontraban con que no era una de las líneas más conocidas, sino Aeroflot, la única aerolínea que prestaba servicios a los mercados soviéticos.

En la década de 1990, Aeroflot fue dirigido por Vladimir Tikhonov. Tikhonov era un gerente competente que estaba mejorando las operaciones con equipos comprados o alquilados de fuentes estadounidenses y europeas. Aeroflot se había convertido en una empresa pública en la que el Estado ruso poseía el 51 por ciento y la dirección y los trabajadores el 49 por ciento de las acciones. Berezovsky no estaba interesado en comprar acciones, sino que quería el control de la gestión para privatizar las ganancias. Berezovsky usó su influencia en el gobierno ruso para reemplazar a Vladimir Tikhonov por un mariscal de la Fuerza Aérea soviética. El alguacil, aunque conocedor de la aviación, carecía del conocimiento y la experiencia necesarios para dirigir una aerolínea comercial. Berezovsky impuso el personal de gestión de Logovaz en Aeroflot. El mariscal del aire no era rival para la gente de Logovaz. Con la gente de Logovaz a cargo de Aeroflot, no pasó mucho tiempo antes de que las ganancias de Aeroflot hubieran migrado a negocios controlados por Berezovsky.

A los veinte años, durante la década de 1970, Vladimir Gusinsky comenzó su carrera comercial como taxista, sin autorización oficial y, por lo tanto, llamado gitano. También se dedicó al comercio del mercado negro. Pero en la década de 1980 desarrolló algunos vínculos estrechos en el Partido Comunista. Organizó eventos para la Liga Juvenil Comunista. Gusinsky también desarrolló una relación de trabajo con Yuri Luzhkov, el alcalde de Moscú. La ciudad de Moscú no era solo un gobierno municipal. Poseía un amplio y controlado sistema de empresas económicas. Bajo Luzhkov, estas empresas funcionaron de manera eficiente y rentable.

En 1989 o poco después, Gusinsky creó un banco llamado Most Bank, a partir del trabajo ruso para bridge. Como resultado de la conexión con Luzhkov, Most Bank de Gusinsky era una institución muy importante en la economía de Moscú y uno de los conglomerados más grandes de Rusia. Para proteger su interés, Gusinsky creó una división de seguridad que empleaba a unas 1000 personas, muchas de las cuales estaban empleadas anteriormente por KBG.

Una vez que Gusinsky hubo creado las bases de su éxito financiero, comenzó a crear un imperio mediático. En 1994 tenía un periódico, una revista semanal de noticias, una revista de guías de televisión, una estación de noticias de radio y la joya de la corona de una cadena de televisión independiente.

Cuando era niño, Mikhail Khodorkovsky quería ser director de fábrica cuando creciera. Los directores de fábrica fueron probablemente las figuras más poderosas en la vida de los rusos comunes. Pero ser director de una fábrica no era solo un sueño ocioso de Mikhail Khodorkovsky. Persiguió su objetivo profesional con bastante diligencia. Estudió ingeniería en Moscú y simultáneamente estuvo activo en la Liga de la Juventud Comunista (Kommosol) hasta el punto de ser subdirector del comité de gobierno de Kommosol para su instituto educativo. Aprendió los protocolos para tratar con los funcionarios del Partido Comunista y desarrolló conexiones en las organizaciones del Partido.

A pesar de su cuidadosa preparación, a Mikhail Khodorkovsky se le negó la oportunidad de trabajar para obtener un puesto de director en la industria de defensa soviética. Sintió que se debía a los orígenes judíos de su familia. Luego decidió ingresar al sector privado. Su empresa recibió el nombre de Centro para la Creatividad Científico-Técnica de los Jóvenes, que pronto fue abreviado como MENATEP. Primero existió como una cooperativa, la única forma de empresa privada autorizada oficialmente, pero luego se convirtió en un banco. Al igual que muchos otros empresarios, Mikhail Khodorkovsky buscaba las altas y rápidas ganancias que se podían obtener importando y revendiendo computadoras. Menatep también participó en varias transacciones de cambio de moneda.

Aunque algunos miembros del Partido Comunista le bloquearon el camino para convertirse en director de fábrica, Mikhail Khodorkovsky estaba en buenos términos con muchos funcionarios del Partido Comunista y entró en negocios con su aprobación. Fue nombrado asesor económico del primer ministro de la Federación de Rusia en 1990, en los días previos al colapso de la Unión Soviética. Se trataba de un puesto de prestigio y que le proporcionó importantes contactos.

Cuando el antiguo orden colapsó, muchas empresas estatales necesitaron créditos mientras esperaban que el nuevo gobierno estableciera flujos financieros. Menatep proporcionó dicho crédito a cambio de tarifas sustanciales. Los gobiernos regionales también buscaron los servicios de Menatep en el suministro de crédito. Fue relativamente fácil dado el papel de Menatep como intermediario en los flujos financieros entre el gobierno nacional y las empresas estatales y entre el gobierno nacional y el gobierno regional para manejar las cuentas bancarias del gobierno. Este trabajo también le dio a Menatep una red de relaciones con funcionarios del gobierno a quienes se podía llamar cuando Menatep necesitaba aprobaciones burocráticas.

Cuando comenzó la privatización, Menatep adquirió empresas, muchas empresas. No hubo un plan sistemático para las adquisiciones de Menatep que no fuera el de cerrar cualquier trato que encontrara. El conglomerado de empresas se caracterizó por ser un grupo financiero-industrial. Algunos en el gobierno vieron a estos grupos financieros-industriales como el reemplazo apropiado para las industrias socialistas.

Alexander Smolensky heredó un estatus de forastero. El padre de su madre era un judío austríaco que huyó de Viena en busca de refugio político en Moscú. Pero la Rusia estalinista no trataba a esos refugiados políticos como verdaderos camaradas. Temían ser una contaminación extraña incluso si eran comunistas devotos, quizás especialmente si eran comunistas devotos porque podrían ser herejes con respecto a la línea del Partido actualmente correcta. Así que la madre de Alexander Smolensky, que nació en Austria aunque se crió en Moscú, fue excluida de la mayoría de los trabajos y oportunidades de formación. La vida fue muy difícil para la familia, especialmente desde que el padre de Alexander Smolensky se divorció de su madre y la dejó a ella y a sus hijos para que sobrevivieran solos. Alexander Smolensky desarrolló un resentimiento y un desafío al sistema de por vida. Parecía constitucionalmente incapaz de cooperar con el sistema. Cuando solicitó su documento de identificación oficial, el llamado pasaporte interno, podría haber escuchado su nacionalidad como rusa sobre la base de la nacionalidad de su padre, pero prefirió designarse a sí mismo como austriaco sobre la base de la de su madre. . Tales actos de determinación lo excluyeron de cualquier carrera que no fuera la de empresario. Pero el espíritu empresarial en la Unión Soviética era ilegal y Smolensky vivió una vida difícil.

Su servicio de dos años en el ejército soviético lo sirvió en Tiblis, Georgia. Luchó contra el sistema en el ejército, pero mientras lo hacía, él y un amigo utilizaron su acceso a las instalaciones de impresión de periódicos del ejército para iniciar un negocio clandestino de impresión de tarjetas de visita. El negocio no fue mucho, pero les permitió aprender a escribir y los oficios relacionados con la impresión.

Cuando Smolensky regresó a Moscú después de su período de dos años en el ejército, después de haber tenido que agarrar los documentos de liberación del ejército del escritorio del oficial que se suponía que se los entregaría, Smolensky continuó en el comercio de la impresión. Encontró trabajo como supervisor del departamento de impresión de un ministerio de industria. Tuvo que trabajar en dos trabajos para sobrevivir y estaba buscando formas de ganar dinero. Se dio cuenta de que en los días de la supresión soviética de la literatura no autorizada, tener acceso a una imprenta era algo poderoso. La gente publicaba escritos mediante el laborioso proceso de mecanografiar los documentos, unas pocas copias a la vez, un original y tantas copias al carbón como pudiera producir la máquina de escribir. Además de tedioso, esto era peligroso, pero la gente estaba dispuesta a hacerlo. El acceso a una imprenta alivió a los escritores clandestinos de tener que mecanografiar y volver a mecanografiar obras. Smolensky imprimió Biblias, entre otras cosas. Las Biblias no eran material técnicamente subversivo, pero era un delito utilizar las instalaciones estatales para empresas privadas como lo hacía Smolensky.

Durante este tiempo, Smolensky desarrolló y perfeccionó sus habilidades para encontrar y adquirir materiales. En las economías socialistas la escasez es crónica y no hay problemas para vender la producción, pero la recolección de las materias primas es el factor limitante. De modo que, si bien el vendedor es la figura clave en las empresas occidentales, es el adquirente de materia prima, el comprador, en las economías socialistas la figura clave.

La operación de impresión ilegal de Smolensky fue denunciada a las autoridades y fue arrestado. Pero en lugar de ser acusado del delito más grave de realizar una imprenta ilegal, que lindaba con la subversión, fue acusado del delito común de haber robado una cantidad sustancial de tinta de imprenta. Fue sentenciado a dos años de trabajo en un equipo de construcción en las afueras de Moscú y se le prohibió durante tres años tener acceso a dinero y materiales valiosos. Su carrera como impresor terminó efectivamente, pero su introducción al campo de la construcción fue un valioso sustituto.

Después de que se cumplió su condena, Smolensky continuó en construcción. Su capacidad para hacer las cosas le valió la aceptación como un operador de construcción valioso y eficaz. En parte, su eficacia en la construcción dependía de sus habilidades para adquirir los materiales necesarios para la construcción. Aunque las autoridades reconocieron que Smolensky era un rebelde contra el sistema, se dieron cuenta de que sus habilidades organizativas eran valiosas para que tuvieran acceso. Y el desafío de Smolensky al sistema no fue tanto ideológico como individualista, por lo que no fue visto como un subversivo, solo como un matón.

Como supervisor de un equipo de construcción, Smolensky tuvo que cumplir con las directivas políticas que fluían hacia abajo en la jerarquía estatal. Gorbachov inició una campaña contra el alcoholismo que requería que los supervisores informaran sobre el castigo a los empleados por beber en exceso. Smolensky consideró que la directiva era completamente irreal, pero tuvo que dar algún cumplimiento simbólico. Luego, en 1986, hubo una campaña contra ingresos no derivados del trabajo que tenía la intención de frenar la corrupción, pero también se convirtió en un objetivo de las segundas ocupaciones y pequeños negocios que la mayoría de los rusos tenían al margen. Pronto se reconoció que procesar a las personas por estas fuentes secundarias de ingresos era un error y se promulgó una ley que establecía que actividad laboral individual estaba permitido. Esto abrió las puertas de la inundación.Ahora estaba oficialmente permitido que la gente instalara puestos en la calle para vender productos. No fue una revolución de libre mercado, pero fue un paso en la dirección correcta.

La redacción exacta era importante. Individual significaba que la contratación de otros estaba todavía prohibida por ser contraria a la doctrina marxista. Pero las empresas que podía llevar a cabo una persona con la ayuda de un miembro de la familia estaban muy limitadas. Las autoridades decidieron remediar esta limitación dentro del dogma marxista. Estaría bien que un grupo de personas se involucrara en una empresa si constituyeran una cooperativa. Los redactores de la Ley de cooperativas de 1988 no impusieron tantas restricciones a la naturaleza de las empresas cooperativas autorizadas como cabría esperar. En particular, la Ley permitió la creación de cooperativas de servicios financieros.

Tras la promulgación de la Ley de cooperativas, los superiores administrativos de Smolensky le ordenaron formar una cooperativa. Smolensky se mostró reacio al principio porque no estaba claro qué haría la cooperativa y cómo funcionaría. Pero Smolensky registró una cooperativa llamada Moscú-3.

Sin capital y sin un mercado claro, la cooperativa se dedicó al principio a recolectar materiales de desecho. Debido a que las fuentes oficiales de material de construcción se asignaron burocráticamente, es difícil encontrar materiales de construcción. La cooperativa de Smolensky llevaría a cabo la demolición de la estructura y los materiales de construcción de rescate. A partir de ahí, la cooperativa se dedicó a la construcción de cosas como casas de campo, dachas. El negocio iba bien.

Después de un tiempo, las ganancias se habían acumulado. Aunque técnicamente era una cooperativa, la empresa era efectivamente el negocio de Smolensky. Se mostró reacio a mantener las ganancias en los bancos estatales que existían en ese momento, pero para realizar negocios necesitaba las instalaciones de un banco. Los bancos eran o habían sido recientemente agencias burocráticas estatales. Cuando la cooperativa acudía al banco para ejecutar alguna transacción, se les interrogaba en detalle sobre las actividades comerciales de la cooperativa. La ejecución por parte del banco de los servicios requeridos dependería de la respuesta a sus preguntas y pronto fue necesario ofrecer obsequios y sobornos para completar las acciones requeridas.

Smolensky se dio cuenta entonces de que la Ley de Cooperativas permitía la creación de bancos como cooperativas. Smolensky luego creó su Stolichny Bank. Fue a principios de la década de 1990 en un momento en que los asuntos financieros estaban en una gran agitación. Hubo hiperinflación debido a que el Banco Central de Rusia (anteriormente el Gosbank del sistema de planificación central comunista), bajo la dirección de Viktor Gerashchenko, creó cantidades excesivas de dinero. Las leyes eran inciertas y el futuro de la propia Rusia no estaba resuelto. No se pudieron realizar préstamos bancarios ordinarios. El Stolichny Bank de Smolensky tuvo que idear políticas y estrategias sobre la marcha. Probablemente gran parte de las primeras operaciones estuvieron al margen de la legalidad. Pero el Stolichny Bank sobrevivió y se benefició. Pronto Smolensky convirtió al banco en el centro de su negocio. Y a medida que el mercado financiero de Rusia se estabilizó, las operaciones del Stolichny Bank también se volvieron más convencionales. Pero necesitaba algo con más oportunidades. Decidió ejecutar una operación de construcción.

Vlaminr Potanin provenía de una familia alta en la jerarquía comunista soviética. Su padre pertenecía al Comité Central del Partido Comunista y se desempeñaba en el Ministerio de Comercio Exterior. Vladimir Potanin después de su formación universitaria también se incorporó al Ministerio de Comercio Exterior. Hacia 1989, él y sus asociados del Ministerio de Comercio Exterior establecieron una empresa comercial y, con el apoyo del Ministerio de Comercio Exterior y de otras partes de la jerarquía comunista, la empresa comercial tuvo éxito. Su historia parece estar relacionada con la canalización de fondos del Partido Comunista hacia las empresas.

Después del éxito de la empresa comercial, Vladimir Potanin abrió dos bancos, el Onexim Bank y el MFK. Muchas de las empresas estatales transfirieron su cuenta a estos dos bancos, que se convirtieron en el tercer y cuarto banco más grande de Rusia. La sugerencia inevitable es que las empresas de Potanin son vástagos del Partido Comunista que representan a la vieja organización desprovista de pretensiones ideológicas.

En 1995 Potanin, con el apoyo de otros oligarcas, propuso su plan de préstamos para acciones al Consejo de Ministros del Gobierno ruso. Según este plan, el gobierno ruso canjeó la participación en la propiedad de industrias estatales no privatizadas por préstamos. El gobierno ruso estaba extremadamente corto de fondos en ese momento y acogió con satisfacción el plan. El programa de préstamos para acciones se administró en forma de subastas. Solo se invitó a un grupo selecto de postores a estas subastas y la hija de Boris Yeltsin, Tanya, tuvo una gran influencia en la determinación de quiénes serían invitados.

En los tiempos inciertos del final de la era soviética, Vladimir Vinogradov, entonces empleado de un banco estatal, estableció en 1988 un banco comercial, Inkombank. Vinogradov y sus amigos crean la fachada de un banco que opera con un hilo de zapatos hasta que consiguieron varios inversores de renombre. Entre estos inversores se encontraban Sokol (la asociación de fabricantes de aviones), Transneft (un operador de gasoductos) y el Instituto Plekhanov. Estos inversores le dieron a Inkombank suficiente credibilidad para solicitar crédito al Banco Central de la Unión Soviética. Contra todo pronóstico, Inkombank obtuvo 10 millones de rublos en crédito.

Durante un período de diez años, Inkombank creció en depósitos y adquisiciones. En el momento de la debacle financiera de Rusia en agosto de 1998, Inkombank se había convertido en el segundo banco privado más grande de Rusia en términos de depósitos privados y el tercero en términos de activos. Desempeñó un papel importante en la financiación del comercio exterior de Rusia. Bajo la dirección de Vinogradov, Inkombank participó en algunas transacciones financieras de alto vuelo. Inkombank adquirió el control financiero de algunas de las empresas que invirtieron en él, como Sokol en la fabricación de aviones, Transneft, el operador del gasoducto y Magnitagorsk Steel. En 1996, el Banco Central de Rusia citó a Inkombank por tener reservas inadecuadas para un banco. Esto resultó en algunas pérdidas de depósitos, pero Inkombank sobrevivió y Vladimir Vinogradov fue nombrado vicepresidente de la Asociación de Banqueros Rusos.

Inkombank, junto con muchos otros bancos rusos, se vio gravemente afectado por la turbulencia financiera de agosto de 1998 cuando Rusia dejó de pagar sus bonos. Inkombank era insolvente y sus activos estaban muy por debajo de sus pasivos. A pesar del antagonismo entre Vinogradov y los funcionarios del Banco Central, Inkombank recibió $ 100 millones en crédito para permitirle sobrevivir, pero solo sobrevivió temporalmente. Finalmente, Inkombank fue declarado insolvente y hubo acusaciones de que la administración transfirió ilegalmente fondos del banco a subsidiarias fuera de Rusia.

Mikhail Friedman procedía de la ciudad ucraniana occidental de Lvov, una antigua ciudad polaca adquirida por las tropas soviéticas en la partición de Polonia por Stalin y Hitler en 1939. Mikhail Friedman procedía de una familia judía, al igual que cuatro de los otros seis oligarcas. Mikhail Friedman ingresa a una institución de educación superior de Moscú en Moscú. En la década de 1980, los años de decadencia del sistema comunista, las necesidades de la vida estaban disponibles sin mucho esfuerzo. El nivel de vida era bajo pero, y quizás debido a esto, la gente no tuvo que esforzarse mucho. Esta fue la era caracterizada por un ciudadano soviético anónimo que dijo:

Este período de bajo nivel de responsabilidad combinado con la seguridad de las necesidades de supervivencia es uno que algunos recuerdan con nostalgia. Si bien los lujos de la vida no estaban disponibles, había tiempo para leer y discutir sobre literatura y artes. En el sistema soviético había apoyo para el teatro, la danza, etc., pero las entradas se distribuían sobre una base política y no a través del mercado. Las personas que querían entradas tenían que ponerse en contacto con alguien que pudiera obtenerlas o que pudiera esperar en la fila para adquirirlas de las fuentes oficiales. Algunos estudiantes estaban ganando dinero adquiriendo boletos y revendiéndolos o esperando en la fila a otras personas. Los estudiantes involucrados en este negocio de boletos del mercado negro eran conocidos como Theatre Mafia. Mikhail Friedman vio la oportunidad de sistematizar estos procesos. Convirtió las operaciones de venta de entradas en el mercado negro en un negocio real.

No solo adquirió una valiosa experiencia comercial, sino que hizo socios comerciales que se unieron a él para formar Alpha Group, un conglomerado que se ocupa del comercio de petróleo, finanzas y bienes industriales. También aprendió a pagar al establecimiento político para obtener las cosas que quería.

El Grupo Alfa (Alpha) no se formó de inmediato. En cambio, Mikhail Friedman participó en pequeñas empresas comerciales en forma de cooperativas. Las cooperativas estaban permitidas bajo la política de perestroika de Gorbachov. Uno de los primeros grandes éxitos fue la prestación de servicios de lavado de ventanas para empresas estatales. Nadie había pensado antes en crear un negocio así. A partir de este éxito, Friedman y sus asociados pasaron a importar y exportar. Exportar petróleo era muy rentable, ya que el precio de compra del petróleo en la Unión Soviética estaba muy por debajo del precio internacional. También era muy lucrativo importar computadoras. Friedman y sus asociados participaron en ambas actividades. Pero para hacer eso tenían que compartir sus ganancias pagando sobornos a los burócratas que controlaban el sistema.


The Rape Of Russia 2: Extraños compañeros de cama para los socialistas revolucionarios

Aislado en Zúrich, Lenin se habría quedado "atónito" al enterarse de la noticia de la abdicación del zar. Inmediatamente envió un cable a su lugarteniente de confianza Grigory Zinoviev, el alias de Hirsch Apfelbaum, hijo de un granjero judío-ucraniano. Zinoviev se unió a Lenin en Zurich y ayudó a planificar su regreso. Desesperados por arrebatarle el control de la revolución al gobierno provisional, pero aislados en Europa central, su primera tarea fue regresar a Rusia. Prontamente. La mejor opción era viajar en tren a Estocolmo y luego a Petrogrado, pero Alemania se interpuso. Se hicieron contactos, se consideraron opciones y se llegó a un acuerdo extraño con el gobierno alemán. A los pocos días, Lenin fue informado de que pronto tendría noticias de su antiguo socio, Helphand-Parvus. [1]

Parvus, quien ayudó a Trotsky en su viaje a los Estados Unidos, jugó otro papel importante para la Élite Secreta al llevar a Lenin a salvo a través del territorio enemigo y hacia Rusia. Un individuo intrigante y misterioso, Parvus merece nuestra atención. Nacido en Bielorrusia en 1867, su verdadero nombre era Israel Lazarevich Gelfand. Cuando conoció a Lenin en Munich en 1900, era un joven y brillante periodista y teórico marxista que ayudó imprimiendo los primeros números de Iskra. En 1905 fue encarcelado con Trotsky y condenado a tres años de exilio en Siberia. Parvus fue el mentor de Trotsky sobre la teoría de la revolución permanente antes de que ambos escaparan. Se dirigió a Alemania y cambió su nombre de Gelfand a Helphand, pero se hizo más conocido simplemente como Parvus.

Alrededor de 1908, Parvus se trasladó a Constantinopla, donde permaneció durante cinco años. Estuvo asociado con los Jóvenes Turcos, produjo revistas de propaganda, se estableció como importador de granos y, lo que es más importante, comerciante de armas. Parvus se hizo extremadamente rico, pero sus años en Constantinopla estuvieron envueltos en misterio. Su contacto más importante fue Basil Zaharoff, el principal vendedor de armamento y agente de los Rothschild y su poderoso cartel de Vickers Armaments. [2] Parvus ganó una fortuna vendiendo armas para Zaharoff [3] y se involucró profundamente en el derrocamiento del Zar.

Diecisiete años después de conocer a Lenin por primera vez, Parvus era una paradoja grotesca y extraña. Era un magnate extravagante que mostraba lo peor de la vulgaridad burguesa y, sin embargo, tenía una mente marxista brillante. El marxista millonario se convirtió en una caricatura "con un coche enorme, una ristra de rubias, puros gruesos y pasión por el champán, a menudo una botella entera para el desayuno". [4] Parvus se veía a sí mismo como hacedor de reyes, el poder detrás del trono que ocuparía Lenin. La asociación entre el millonario y Lenin horrorizó a muchos socialistas y revolucionarios, pero Lenin afirmó que detestaba a Parvus. Quizás lo hizo, pero a puerta cerrada, se coludieron felizmente en el ascenso del líder bolchevique.

Parvus había sido recibido calurosamente por Lenin en Berna en 1915, donde sostuvieron una reunión privada. Su detalle sigue siendo un misterio, pero resultó ser extremadamente importante en la historia del mundo. Sin Parvus y su organización, a través de la cual se canalizaron millones de marcos de oro a los bolcheviques, Lenin nunca podría haber alcanzado el poder supremo. "Fue una asociación extrañamente remota en el sentido de que ninguno tenía contacto directo con el otro y ambos negaban rotundamente su existencia ..." [5] Qué conveniente.

Parvus había pasado un tiempo considerable en Alemania desde principios del siglo XX y muchos, incluidas las propias autoridades alemanas, lo consideraban un agente alemán leal. A juzgar por sus actividades desde el momento en que se mudó a Constantinopla en 1908, no cabe duda de que era un agente doble que trabajaba para los británicos o, para ser más precisos, los Rothschild. Parvus era un jugador extremadamente importante para ellos porque podía operar libremente en Alemania y servir de enlace con otros agentes importantes de Rothschild como Max Warburg. La fortuna que hizo en Constantinopla con la ayuda de Zaharoff le dio acceso a miembros del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, en particular al subsecretario Arthur Zimmermann.

Parvus sugirió que los alemanes imperiales y los marxistas rusos tenían un interés común en la destrucción de la autocracia rusa, y los persuadió de proporcionar fondos sustanciales para derrocar al zar y lograr una paz separada con el Reich. Sin duda, era una propuesta atractiva. Los alemanes obedecieron. Ellos habían apoyado el movimiento revolucionario desde que comenzó la guerra, dando dinero a Rusia a través de Parvus para "crear el mayor grado posible de caos en Rusia". En un solo día, el 5 de abril de 1917, el Tesoro alemán pagó más de 5.000.000 de marcos oro a Parvus con fines políticos en Rusia. [6] Increíblemente, los aliados y sus enemigos alemanes jugaban y pagaban el mismo juego en Rusia, pero por razones muy diferentes. Los alemanes pensaban que Parvus estaba trabajando para su agenda, pero la Élite Secreta sabía que él estaba trabajando para la de ellos. Si bien los funcionarios alemanes creían que estaban utilizando la red de Parvus como un medio para presionar al zar para que pidiera un acuerdo de paz, los británicos, apoyados por el embajador Buchanan, lo instaron a sabotear cualquier movimiento hacia una paz separada entre Rusia y Alemania. "La tarea a la que se enfrentaba Parvus se vio facilitada en gran medida por la impotente ingenuidad de su contacto secreto, el conde Brockdorff-Rantzau, embajador alemán en Copenhague". [7]

La élite secreta había decidido llevar a Lenin y Trotsky a Rusia lo más rápido posible. Este fue el golpe maestro de Parvus. [8] Inmediatamente después de la Revolución de Febrero entró en negociaciones con las autoridades alemanas para proporcionar un tren especial para trasladar a Lenin y sus partidarios de forma segura a través de Alemania desde Suiza. Curiosamente, fue Arthur Zimmermann, ahora secretario de Relaciones Exteriores alemán, quien hizo el contacto inicial al invitar a Parvus a reunirse con él. A partir de entonces, Zimmermann supervisó personalmente los arreglos. [9]

Tenemos que cuestionar las acciones de Zimmermann, tanto aquí como en actividades posteriores, como su infame y ridículo telegrama que proporcionó a Woodrow Wilson la excusa perfecta para llevar a Estados Unidos a la guerra. ¿Estaba Zimmermann, en connivencia con Max Warburg y otros agentes de los Rothschild como Zaharoff, actuando en interés del bolchevismo y el sionismo en lugar de los de Alemania? Ciertamente simpatizó con la causa sionista, protegió a los judíos palestinos cuando fueron amenazados por las autoridades turcas y propuso la idea de una declaración conjunta turco-alemana a favor de la colonización en marzo de 1917. [10] ¿Mantuvo al Kaiser en la oscuridad? ? ¿Dónde estaba su verdadera lealtad? Todavía hay desacuerdos sobre si Zimmermann informó o no a Wilhelm II sobre los arreglos para el traslado de Lenin. El autor Michael Pearson afirmó que el Kaiser y sus generales aprobaron la medida de antemano, mientras que el profesor Antony Sutton sostuvo que no fueron informados hasta que Lenin cruzó a salvo la frontera con Rusia. [11]

La acción de Lenin podría haber sido vista como traición. Después de todo, había aceptado la ayuda del enemigo jurado de Rusia que se benefició de su intención declarada. El 9 de abril de 1917, Lenin, junto con Gregory Zinoviev, Karl Radek y otros bolcheviques y sus esposas, un grupo de treinta y dos en total, abordaron un tren suizo que los llevó de Berna a Zurich. Al trasladarse a otro tren para llevarlos a la frontera alemana, fueron sometidos a abusos por una multitud de alrededor de 100 rusos hostiles que gritaban "espías", "cerdos" y "traidores". [12] Luego abordaron un tren alemán que estaba "sellado" del mundo exterior. Durante los tres días siguientes, el ahora famoso "tren sellado" los llevó a través de Frankfurt y Berlín al pequeño puerto marítimo de Sassnitz en el noreste de Alemania, desde donde abordaron un ferry sueco para Trelleborg. Al día siguiente recibieron una cálida bienvenida en el muelle por parte de Jacob Furstenberg.

Furstenberg era el alias de Yakov Stanilavovich Ganetsky, un actor importante en el regreso de Lenin del exilio y un vínculo clave entre Parvus y Lenin en la transferencia de grandes sumas de dinero desde Alemania. Furstenberg era hijo de una familia judía adinerada que poseía una fábrica en la ciudad y tenía una serie de contactos en el inframundo semi-criminal. "Incluso los camaradas cercanos de Lenin lo veían como un personaje siniestro" [13], pero Lenin lo consideraba un amigo de confianza.

Furstenberg también fue la "mano derecha clave" de Parvus y presidente de una empresa que estableció en Copenhague durante la guerra. La "empresa" comprendía una red de espionaje y una red de agentes tanto dentro como fuera de Rusia, que vendían productos rusos a los alemanes y viceversa. Esta especulación de la guerra comprendía mercancías como productos químicos, medicinas, instrumentos quirúrgicos y mucho más. [14] Parte del dinero recaudado se utilizó para financiar la propaganda de Lenin desde el primer día de la revolución. [15] Lenin, el "revolucionario socialista puro" y el "hombre del pueblo" estaba profundamente involucrado con estos personajes despreciables y se benefició de las ganancias obscenas obtenidas a expensas de hombres muertos o horriblemente mutilados en las trincheras. Furstenberg, de hecho, era el agente más confiable de Lenin. [16] Formaron su propio eje personal del mal.

El revolucionario y el siniestro especulador de la guerra eran extraños compañeros de cama. En teoría, Furstenberg era todo lo que aborrecía el líder bolchevique. Prosperó ocupándose de las necesidades básicas que escaseaban: medicinas, medicamentos y vendajes para los heridos, anticonceptivos para las tropas. Sus métodos comerciales en el mercado negro eran igualmente de mala reputación. Furstenberg era elegante, afable y nunca sin una flor en el ojal, un dandy para quien el bolchevismo parecía ilógico.Los dos hombres se conocían desde que se conocieron en la traumática conferencia de 1903 en Londres cuando Lenin dividió el partido. [17] Furstenberg se unió a Lenin en Trelleborg, y él y los otros bolcheviques continuaron hasta Malmo para tomar el tren nocturno a Estocolmo. Mientras tanto, en la Wilhelmstrasse de Berlín, Arthur Zimmermann siguió su progreso "con gran interés". [18]

Suecia había dominado el mercado del comercio ilícito entre los aliados y Alemania desde los primeros meses de la guerra, y en el corazón de gran parte de ese negocio se encontraba un banquero y empresario sueco, Olof Aschberg y su banco, Nya Banken. Furstenberg, era un socio de Aschberg [19] y gran parte del dinero enviado tanto desde Estados Unidos como desde Alemania para los bolcheviques, pasaba por Nya Banken. El agente de Aschberg en Londres era el Banco Británico de Comercio del Norte [20], cuyo presidente, Earl Gray, estaba vinculado a las cámaras internas de la Élite Secreta en Londres. Otra conexión importante de Nya Banken fue Max May, vicepresidente de J.P. Morgan's Guaranty Trust de Nueva York, también asociado de Olof Aschberg. [21] Gran parte del dinero "alemán" transferido a través de Nya Banken a los bolcheviques llegó a través del banco Disconto-Gesellschaft en Frankfurt am Main. [22] Cuando uno se da cuenta de que Disconto-Gesellschaft era parte del Grupo Rothschild [23] y J.P. Morgan era una fachada para los Rothschild en Wall Street, la mano oculta de Rothschild se vuelve evidente, una vez más. [24]

Max Warburg, uno de los banqueros más poderosos de Alemania, era el hermano mayor de Paul Warburg, la fuerza principal en el establecimiento del Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos que ayudó a Wall Street a financiar la guerra en Europa. Vale la pena repetir que Max, él mismo un agente de los Rothschild y supuestamente jefe del sistema de espionaje alemán durante la guerra, [25] estuvo involucrado con Arthur Zimmermann para garantizar el paso seguro de Lenin a través de Alemania. Max Warburg también participó en el paso seguro de Trotsky a Rusia. Un archivo del Departamento de Estado de Estados Unidos, "Bolchevismo y judaísmo", con fecha del 13 de noviembre de 1918, afirmaba que no cabía duda de que la "Firma judía" Kuhn, Loeb & amp Company y sus socios "iniciaron y diseñaron" la revolución en Rusia. El informe agregó que Max Warburg también había financiado a Trotsky y que Aschberg y Nya Banken estaban involucrados. [26] Esta red enredada tiene poco sentido a menos que uno comprenda cuán estrechamente están vinculados entre sí todos estos banqueros y bancos nombrados, y con su objetivo común de control internacional. El tren de Lenin llegó a última hora de la noche del Lunes de Pascua, 17 de abril 1917, en la terminal ferroviaria de Finlandia en Petrogrado. Tanto dentro como fuera de la estación, las bandas tocaron "La Marsella" y un gran ramo de flores fue arrojado a las manos de Lenin mientras una guardia de honor presentaba las armas. [27] El líder bolchevique denunció inmediatamente a los miembros del gobierno provisional y emitió una serie de diez directrices en lo que se conoció como las "Tesis de abril". Exigió la retirada inmediata de Rusia de la Guerra Mundial y que todo el poder político se pusiera en manos de los soviets de trabajadores y soldados.

Vladimir Lenin sin duda se benefició del apoyo financiero de Alemania, principalmente a través de las intrigas de hombres vinculados a los Rothschild como Parvus y Max Warburg, pero ¿qué hay de Trotsky, tan generosamente acomodado en su viaje de Barcelona a Nueva York? Richard Spence, profesor de historia en la Universidad de Idaho, ha documentado meticulosamente la red de conexiones entre Trotsky y los banqueros internacionales, [28] y su trabajo es lectura obligada para aquellos que desean una comprensión más profunda de la Revolución Bolchevique. Su comprensión de las conexiones entre los propios banqueros internacionales o sus objetivos globalistas parece menos firme. Spence citó informes de la inteligencia francesa de Barcelona en 1917 que revelaron que el benefactor de Trotsky era un emigrado ruso, Ernst Bark, residente en Madrid.

Bark planeó la liberación de Trotsky de la prisión, su alojamiento en hoteles españoles y su pasaje de primera clase a Estados Unidos. Era el primo hermano de Pyotor Bark, Ministro de Finanzas en Rusia desde 1914. Dentro de estas complejas maquinaciones secretas internacionales, Pyotor Bark empleó a Olof Aschberg como su agente financiero. Habiendo visto cómo Aschberg y su Nya Banken estaban estrechamente vinculados con Parvus para facilitar el regreso de Lenin a Rusia, no sorprende que estuvieran igualmente involucrados en asegurar el regreso de Trotsky. El profesor Spence concluyó que Ernst Bark "era la pata de gato de Parvus en España". [29] En un interesante aparte, Pyotor Bark fue arrestado después de la revolución bolchevique pero inmediatamente liberado por órdenes superiores. A partir de entonces se mudó a Inglaterra, se convirtió en director gerente del Anglo-International Bank en Londres y recibió el título de caballero. Aquí estaba un hombre cuyos poderosos contactos incluían los escalones más altos de los círculos bancarios británicos. [30]

Qué extraña mezcla de traficantes de armamentos, especuladores siniestros y banqueros cuyos antecedentes no tenían nada en común con las fuerzas revolucionarias desatadas en Rusia. El efímero Nya Bank (1912-1920) actuó claramente como un conducto para los fondos de Alemania a los bolcheviques, y las intrincadas conexiones entre Nya, Morgan's Guaranty Trust, el Banco Británico de Comercio del Norte, el Disconto respaldado por Rothschild & # 8211 Gesellchaft. , Max Warburg y el banco Kuhn Loeb en Nueva York y el ministro de Finanzas de Rusia, mostraron un interés financiero que trascendía la política normal. Que Lenin y Trotsky deban ambos su resurgimiento político a tales intereses creados es, a primera vista, fundamentalmente incorrecto. Estos banqueros y financieros estaban motivados por su propia ventaja financiera, no por la bandera roja simbólica. ¿Que esta pasando?


¿Cómo se transfirió el dinero en la Rusia de principios del siglo XX? - Historia

Dos objetivos fundamentales e interdependientes, la estabilización macroeconómica y la reestructuración económica, marcan la transición de la planificación centralizada a una economía de mercado. El primero implica implementar políticas fiscales y monetarias que promuevan el crecimiento económico en un entorno de precios y tipos de cambio estables. Esto último requiere establecer las entidades comerciales, legales e institucionales - bancos, propiedad privada y códigos legales comerciales - que permitan que la economía funcione de manera eficiente. La apertura de los mercados internos al comercio y la inversión extranjeros, vinculando así la economía con el resto del mundo, es una ayuda importante para alcanzar estos objetivos. Bajo Gorbachov, el régimen no logró abordar estos objetivos fundamentales. En el momento de la desaparición de la Unión Soviética, el gobierno de Yeltsin de la República de Rusia había comenzado a atacar los problemas de estabilización macroeconómica y reestructuración económica. A mediados de 1996, los resultados fueron mixtos.

El programa económico de Yeltsin

En octubre de 1991, dos meses antes del colapso oficial del régimen soviético y dos meses después del golpe de agosto de 1991 contra el régimen de Gorbachov, Yeltsin y sus asesores, incluido el economista reformista Yegor Gaydar, establecieron un programa de reformas económicas radicales. El parlamento ruso, el Soviet Supremo, también extendió los poderes de decreto al presidente durante un año para implementar el programa. El programa era ambicioso y el historial hasta la fecha indica que los objetivos de los programas de estabilización macroeconómica y reestructuración económica pueden haber sido excesivamente altos. Otra complicación en el programa de reforma de Yeltsin es que desde 1991 tanto la autoridad política como la económica se han transferido significativamente del nivel nacional al regional en una serie de acuerdos con la mayoría de las veintiuna repúblicas de Rusia y varias otras jurisdicciones subnacionales, Moscú ha otorgado un variedad de derechos y poderes especiales que tienen importantes connotaciones económicas.

Medidas de estabilización macroeconómica

El programa estableció una serie de medidas de política macroeconómica para lograr la estabilización. Pidió fuertes reducciones en el gasto público, focalizando los desembolsos para proyectos de inversión pública, defensa y subsidios a productores y consumidores. El programa tenía como objetivo reducir el déficit presupuestario del gobierno de su nivel de 1991 del 20 por ciento del PIB al 9 por ciento del PIB para la segunda mitad de 1992 y al 3 por ciento para 1993. El gobierno impuso nuevos impuestos y la recaudación de impuestos se elevaría a aumentar los ingresos estatales. En la esfera monetaria, el programa económico requería que el Banco Central de Rusia (BCR) recortara los créditos subvencionados a las empresas y restringiera el crecimiento de la oferta monetaria. El programa preveía la reducción de la inflación del 12 por ciento mensual en 1991 al 3 por ciento mensual a mediados de 1993.

Medidas de reestructuración económica

Inmediatamente después de que se anunció la disolución de la Unión Soviética, el gobierno levantó los controles de precios sobre el 90 por ciento de los bienes de consumo y el 80 por ciento de los bienes intermedios. Subió, pero aún controló, los precios de la energía y los alimentos básicos como el pan, el azúcar, el vodka y los productos lácteos. Estas medidas tenían como objetivo establecer una relación realista entre producción y consumo que faltaba en el sistema de planificación central.

Para fomentar el desarrollo del sector privado, se realizaron cambios fundamentales en el sistema tributario, incluida la introducción de un impuesto al valor agregado (IVA - ver Glosario) del 28 por ciento en la mayoría de las transacciones, un impuesto a la renta progresivo y un impuesto a las empresas. revisiones de ingresos en el sistema de aranceles de importación e impuestos a la exportación nuevos impuestos sobre el uso doméstico de energía para fomentar la conservación (un paso necesario porque los precios de la energía aún estaban controlados) y nuevos impuestos sobre las exportaciones de petróleo y gas natural para reducir la brecha entre los precios domésticos subvencionados y los precios mundiales precios y para prevenir la escasez de energía doméstica (ver Impuestos, este cap.). Se establecería un tipo de cambio fijo para el rublo, que luego se convertiría en convertible. También se eliminarían muchas restricciones al comercio exterior y la inversión para exponer a Rusia a la disciplina de los precios mundiales.

Políticas monetarias y fiscales

En 1992 y 1993, el Gobierno expandió la oferta monetaria y los créditos a tasas explosivas que condujeron directamente a una alta inflación y a un deterioro del tipo de cambio del rublo. En enero de 1992, el Gobierno tomó medidas drásticas contra la creación de dinero y crédito al mismo tiempo que levantó los controles de precios. Sin embargo, a partir de febrero, el BCR aflojó las riendas de la oferta monetaria. En el segundo y tercer trimestres de 1992, la oferta monetaria había aumentado a tasas especialmente pronunciadas de 34 y 30 por ciento, respectivamente, y para fines de 1992, la oferta monetaria rusa se había multiplicado por dieciocho.

El fuerte aumento de la oferta monetaria se vio influido por los grandes depósitos en moneda extranjera que las empresas estatales y los particulares habían acumulado y por la depreciación del rublo. Las empresas recurrieron a estos depósitos para pagar salarios y otros gastos después de que el gobierno había endurecido las restricciones sobre las emisiones monetarias. Los bancos comerciales monetizaron las deudas de las empresas reduciendo cuentas en bancos extranjeros y aprovechando el acceso privilegiado a las cuentas de la RCB (véase Banca y Finanzas, este capítulo).

Los esfuerzos del gobierno para controlar la expansión del crédito también resultaron efímeros en los primeros años de la transición. El crédito interno se multiplicó por nueve entre fines de 1991 y 1992. La expansión del crédito se debió en parte a la acumulación de atrasos entre empresas y al posterior financiamiento de esos atrasos por parte de la RCB. El Gobierno restringió el financiamiento a las empresas estatales después de que levantó los controles sobre los precios en enero de 1992, pero las empresas enfrentaron escasez de efectivo porque el descontrol de los precios redujo la demanda de sus productos. En lugar de reducir la producción, la mayoría de las empresas optaron por acumular inventarios. Para mantener la producción continua en estas circunstancias, las empresas dependían de préstamos de otras empresas. A mediados de 1992, cuando la cantidad de préstamos interempresariales impagos había alcanzado los 3,2 billones de rublos (unos 20.000 millones de dólares), el gobierno congeló las deudas interempresariales. Poco después, el gobierno otorgó 181 mil millones de rublos (alrededor de US $ 1,1 mil millones) en créditos a empresas que aún tenían deudas.

El Gobierno tampoco logró restringir sus propios gastos en este período, en parte bajo la influencia del conservador Soviet Supremo, que alentó la financiación al estilo soviético de las industrias favorecidas. A fines de 1992, el déficit presupuestario ruso era del 20 por ciento del PIB, mucho más alto que el 5 por ciento proyectado bajo el programa económico y estipulado bajo las condiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI - ver Glosario) para el financiamiento internacional. Este déficit presupuestario se financió en gran medida mediante la expansión de la oferta monetaria. Estas políticas monetarias y fiscales desacertadas dieron como resultado una tasa de inflación de más del 2.000 por ciento en 1992.

A finales de 1992, el deterioro de las condiciones económicas y un agudo conflicto con el parlamento llevaron a Yeltsin a destituir al defensor de la reforma económica Yegor Gaydar como primer ministro. El sucesor de Gaydar fue Viktor Chernomyrdin, un ex director de la Compañía Estatal de Gas Natural (Gazprom), que se consideró menos favorable a la reforma económica.

Chernomyrdin formó un nuevo gobierno con Boris Fedorov, un reformador económico, como viceprimer ministro y ministro de Finanzas. Fedorov consideró la estabilización macroeconómica un objetivo principal de la política económica rusa. En enero de 1993, Fedorov anunció el llamado programa anticrisis para controlar la inflación mediante políticas monetarias y fiscales estrictas. Bajo el programa, el gobierno controlaría las emisiones de dinero y crédito exigiendo al RCB que aumente las tasas de interés de los créditos emitiendo bonos del gobierno, financiando parcialmente los déficits presupuestarios y comenzando a cerrar empresas estatales ineficientes. Los déficits presupuestarios se controlarían limitando los aumentos salariales para las empresas estatales, estableciendo objetivos trimestrales de déficit presupuestario y proporcionando una red de seguridad social más eficiente para los desempleados y los jubilados.

La impresión de dinero y la expansión del crédito interno se moderaron un poco en 1993. En una confrontación pública con el parlamento, Yeltsin ganó un referéndum sobre sus políticas de reforma económica que puede haber dado a los reformadores cierta influencia política para frenar los gastos estatales. En mayo de 1993, el Ministerio de Finanzas y el RCB acordaron medidas macroeconómicas, como reducir los subsidios y aumentar los ingresos, para estabilizar la economía. El RCB debía aumentar la tasa de descuento de los préstamos para reflejar la inflación. Sobre la base de los primeros resultados positivos de esta política, el FMI extendió el primer pago de US $ 1.500 millones a Rusia de un Fondo de Transformación Sistémica especial (STF) el mes de julio siguiente.

El programa anticrisis de Fedorov y el acuerdo del Gobierno con la RCB tuvieron algún efecto. En los primeros tres trimestres de 1993, el RCB mantuvo la expansión monetaria a una tasa mensual del 19 por ciento. También moderó sustancialmente la expansión de los créditos durante ese período. La tasa de inflación anual de 1993 fue de alrededor del 1.000 por ciento, una fuerte mejora con respecto a 1992, pero aún muy alta. Sin embargo, las cifras de mejora fueron exageradas porque los gastos estatales se habían retrasado desde el último trimestre de 1993 hasta el primer trimestre de 1994. Los atrasos de las empresas estatales, por ejemplo, aumentaron en 1993 a unos 15 billones de rublos (unos 13.000 millones de dólares EE.UU. según el tipo de cambio de mediados de 1993).

En junio de 1994, Chernomyrdin presentó un conjunto de reformas moderadas calculadas para acomodar a los elementos más conservadores del gobierno y el parlamento mientras aplacaban a los reformadores y acreedores occidentales. El primer ministro se comprometió a seguir adelante con la reestructuración de la economía y aplicar políticas fiscales y monetarias conducentes a la estabilización macroeconómica. Pero la estabilización fue socavada por el RCB, que otorgó créditos a las empresas a tasas subsidiadas, y por la fuerte presión de los grupos de presión industriales y agrícolas que buscaban créditos adicionales.

En octubre de 1994, la inflación, que había sido reducida por políticas fiscales y monetarias más estrictas a principios de 1994, comenzó a dispararse una vez más a niveles peligrosos. El 11 de octubre, un día que se conoció como Martes Negro, el valor del rublo en los mercados cambiarios interbancarios se desplomó un 27 por ciento. Aunque los expertos presentaron una serie de teorías para explicar la caída, incluida la existencia de una conspiración, la relajación de los controles crediticios y monetarios fue claramente una causa importante de la disminución de la confianza en la economía rusa y su moneda.

A fines de 1994, Yeltsin reafirmó su compromiso con la estabilización macroeconómica al despedir a Viktor Gerashchenko, director del RCB, y nominar a Tat'yana Paramonova como su reemplazo. Aunque los reformadores del gobierno ruso y del FMI y otros partidarios occidentales acogieron el nombramiento con escepticismo, Paramonova pudo implementar una política monetaria estricta que puso fin a los créditos baratos y restringió las tasas de interés (aunque la oferta monetaria fluctuó en 1995). Además, el parlamento aprobó restricciones sobre el uso de la política monetaria para financiar la deuda estatal y el Ministerio de Finanzas comenzó a emitir bonos del gobierno a tasas de mercado para financiar los déficits.

El Gobierno también comenzó a abordar la deuda interempresarial que había estado alimentando la inflación. El borrador del presupuesto de 1995, que fue propuesto en septiembre de 1994, incluía el compromiso de reducir la inflación y el déficit presupuestario a niveles aceptables para el FMI, con el objetivo de calificar para financiamiento internacional adicional. En esta propuesta de presupuesto, el gobierno de Chernomyrdin envió una señal de que ya no toleraría los créditos blandos y las restricciones presupuestarias laxas, y que la estabilización debe ser una de las principales prioridades del gobierno.

Durante la mayor parte de 1995, el gobierno mantuvo su compromiso con las estrictas restricciones fiscales y los déficits presupuestarios se mantuvieron dentro de los parámetros prescritos. Sin embargo, en 1995 aumentaron las presiones para aumentar el gasto público a fin de aliviar los atrasos salariales, que se estaban convirtiendo en un problema crónico dentro de las empresas estatales, y para mejorar la red de seguridad social cada vez más andrajosa. De hecho, en 1995 y 1996, el incumplimiento por parte del estado de muchas de esas obligaciones (así como los salarios de la mayoría de los trabajadores estatales) fue un factor importante para mantener el déficit presupuestario de Rusia en un nivel moderado (ver Bienestar Social, cap. 5). Las condiciones cambiaron en el segundo semestre de 1995. Los miembros de la Duma del Estado (a partir de 1994, la cámara baja de la Asamblea Federal, el parlamento de Rusia) se enfrentaron a elecciones en diciembre, y Yeltsin enfrentó malas perspectivas en su candidatura a la reelección presidencial de 1996. Por lo tanto, las condiciones políticas hicieron que tanto los diputados de la Duma como el presidente hicieran promesas de aumentar el gasto.

Además, a fines de 1995, Yeltsin destituyó a Anatoliy Chubays, uno de los últimos defensores de la reforma económica que permanecía en un alto cargo del Gobierno, como viceprimer ministro a cargo de la política económica. En lugar de Chubays, Yeltsin nombró a Vladimir Kadannikov, un ex gerente de planta de automóviles cuyas opiniones eran contrarias a la reforma. Este movimiento generó preocupaciones en Rusia y Occidente sobre el compromiso de Yeltsin con la reforma económica. Otra víctima de la atmósfera política fue el presidente de RCB, Paramonova, cuya nominación había seguido siendo una fuente de controversia entre la Duma Estatal y el Gobierno.En noviembre de 1995, Yeltsin se vio obligada a reemplazarla por Sergey Dubinin, un protegido de Chernomyrdin que continuó con la política de escasez de dinero que había establecido Paramonova.

A mediados de 1996, muchos diputados de la Duma expresaron su preocupación por el incumplimiento del Gobierno de sus objetivos de ingresos fiscales. La escasez de ingresos se atribuyó a una serie de factores, incluida una fuerte carga fiscal que fomenta el incumplimiento y un sistema de recaudación de impuestos ineficiente y corrupto. Se propusieron una variedad de reformas en la recaudación de impuestos en el parlamento y el gobierno, pero en 1996 las empresas rusas y las autoridades regionales habían establecido un fuerte patrón de incumplimiento de las regulaciones tributarias nacionales, y el Servicio Federal de Policía Tributaria era ineficaz para detener a los infractores (ver Ministerio de Asuntos Internos (MVD), cap.10).

Inflación

En 1992, el primer año de reforma económica, los precios minoristas en Rusia aumentaron en un 2,520 por ciento. Una de las principales causas del aumento fue el descontrol de la mayoría de los precios en enero de 1992, un paso que provocó un aumento de precio promedio del 245 por ciento solo en ese mes. En 1993, la tasa anual había disminuido al 840 por ciento, una cifra todavía muy alta. En 1994, la tasa de inflación había mejorado al 224 por ciento.

Sin embargo, las tendencias en las tasas de inflación anual enmascaran variaciones en las tasas mensuales. En 1994, por ejemplo, el Gobierno logró reducir las tasas mensuales del 21 por ciento en enero al 4 por ciento en agosto, pero las tasas volvieron a subir, al 16,4 por ciento en diciembre y al 18 por ciento en enero de 1995. La inestabilidad de la política monetaria rusa causó las variaciones. . Después de restringir el flujo de dinero a principios de 1994, el gobierno aflojó sus restricciones en respuesta a las demandas de créditos de la agricultura, las industrias del Extremo Norte y algunas grandes empresas favorecidas. En 1995, el patrón se evitó con más éxito manteniendo la política monetaria restrictiva adoptada a principios de año y aprobando un presupuesto relativamente estricto. Así, la tasa de inflación mensual se mantuvo prácticamente estable por debajo del 5 por ciento en el último trimestre del año. Durante el primer semestre de 1996, la tasa de inflación fue del 16,5 por ciento. Sin embargo, los expertos señalaron que el control de la inflación se vio favorecido sustancialmente por la falta de pago de salarios a los trabajadores en las empresas estatales, una política que mantuvo los precios bajos al deprimir la demanda.

Los tipos de cambio

Un síntoma importante de la inestabilidad macroeconómica rusa han sido las severas fluctuaciones en el tipo de cambio del rublo. Desde julio de 1992, cuando el rublo se pudo cambiar legalmente por dólares estadounidenses por primera vez, hasta octubre de 1995, el tipo de cambio entre el rublo y el dólar descendió de 144 rublos por 1 dólar EE.UU. a alrededor de 5.000 por 1 dólar EE.UU. Antes de julio de 1992, el tipo del rublo se fijaba artificialmente en un nivel muy sobrevalorado. Pero los rápidos cambios en la tasa nominal (la tasa que no tiene en cuenta la inflación) reflejaron la inestabilidad macroeconómica general. El ejemplo más drástico de tal fluctuación fue la reducción del 27 por ciento en el valor del rublo del Martes Negro (1994).

En julio de 1995, el BCR anunció su intención de mantener el rublo dentro de una banda de 4,300 a 4,900 por 1 dólar EE.UU. hasta octubre de 1995, pero luego extendió el período hasta junio de 1996. El anuncio reflejó el fortalecimiento de las políticas fiscales y monetarias y la acumulación de reservas. con el que el Gobierno podría defender el rublo. A fines de octubre de 1995, el rublo se había estabilizado y de hecho se apreció en términos ajustados a la inflación. Se mantuvo estable durante el primer semestre de 1996. En mayo de 1996, se introdujo un tipo de cambio de "banda móvil" para permitir que el rublo se depreciara gradualmente hasta fines de 1996, comenzando entre 5.000 y 5.600 por 1 dólar EE.UU. y terminando entre 5.500 y 6.100.

Otro signo de estabilización de la moneda fue el anuncio de que, a partir de junio de 1996, el rublo sería totalmente convertible en cuenta corriente. Esto significaba que los ciudadanos rusos y los extranjeros podrían convertir rublos a otras monedas para transacciones comerciales.

Privatización

La esencia de la reestructuración económica, y una consideración fundamental para los préstamos y las inversiones extranjeras en la economía de Rusia, es el programa de privatización. En la mayoría de los aspectos, entre 1992 y 1995 Rusia mantuvo o superó la tasa establecida en el programa de privatización original de octubre de 1991. Como viceprimer ministro de política económica, el reformista Chubays fue un eficaz defensor de la privatización durante sus importantes etapas iniciales. En 1992 se inició la privatización de las pequeñas empresas mediante adquisiciones de empleados y subastas públicas. A fines de 1993, más del 85 por ciento de las pequeñas empresas rusas y más de 82.000 empresas estatales rusas, o alrededor de un tercio del total existente, habían sido privatizadas.

El 1 de octubre de 1992, se distribuyeron vales, cada uno con un valor nominal de 10.000 rublos (alrededor de US $ 63), a 144 millones de ciudadanos rusos para la compra de acciones en empresas medianas y grandes que los funcionarios habían designado y reorganizado para este tipo de empresas. privatización. Sin embargo, los poseedores de vales también podían vender los vales, cuyo valor en efectivo variaba según las condiciones económicas y políticas del país, o podían invertirlos en fondos de vales.

A fines de junio de 1994, el programa de privatización de bonos había completado su primera fase. Logró transferir la propiedad del 70 por ciento de las empresas grandes y medianas de Rusia a manos privadas y privatizar alrededor del 90 por ciento de las pequeñas empresas. Para entonces, el 96 por ciento de los vales emitidos en 1992 habían sido utilizados por sus propietarios para comprar acciones de empresas directamente, invertir en fondos de inversión o vender en los mercados secundarios. Según los organizadores del sistema de cupones, unas 14.000 empresas que emplean alrededor de dos tercios de la mano de obra industrial se han trasladado a manos privadas.

La siguiente fase del programa de privatización requirió ventas directas en efectivo de acciones en las empresas estatales restantes. Esa fase completaría la transferencia de empresas estatales y se sumaría a los ingresos del gobierno. Después de que ese procedimiento encontró una fuerte oposición en la Duma del Estado, Yeltsin lo implementó por decreto en julio de 1994. Pero el compromiso del presidente con la privatización pronto se puso en tela de juicio. En respuesta a la crisis monetaria de octubre de 1994, Yeltsin destituyó a Chubays de su cargo como jefe del Comité Estatal para la Gestión de la Propiedad del Estado, reemplazándolo por el funcionario poco conocido Vladimir Polevanov. Polevanov sorprendió a los defensores de la privatización de Rusia y Occidente al sugerir la renacionalización de algunas empresas críticas. Yeltsin reaccionó reemplazando a Polevanov por Petr Mostovoy, un aliado de Chubays. En los siguientes dieciocho meses, Yeltsin realizó dos cambios más en el puesto de presidencia.

En 1995 y 1996, las condiciones políticas continuaron obstaculizando el programa de privatización y los escándalos de corrupción empañaron la imagen pública del programa. En 1995, la privatización se había ganado una reputación negativa entre los rusos comunes, quienes acuñaron la palabra jerga prikhvatizatsiya , una combinación de la palabra rusa para "agarrar" y la palabra inglesa rusa "privatizar", que produce el equivalente de "apropiación". El término refleja la creencia de que el proceso de privatización a menudo transfirió el control de las empresas de las agencias estatales a grupos de individuos con conexiones internas en el Gobierno, el mafiya , o ambos. La desconfianza en el proceso de privatización fue parte de un creciente cinismo público hacia los líderes políticos y económicos del país, alimentado por el aparente fracaso de la muy promocionada reforma de Yeltsin para mejorar la situación del ruso promedio (ver Estratificación social, cap. 5).

La segunda fase del programa de privatización siguió adelante con la venta de acciones estatales a cambio de efectivo. Aunque el proceso estaba prácticamente completo a fines del primer trimestre de 1996, el Gobierno no logró obtener los ingresos esperados. Mientras tanto, la oferta de Yeltsin de junio de 1996 por la reelección detuvo prácticamente la privatización de empresas estatales durante el período de campaña. En febrero de 1996, la Fiscalía anunció una investigación a gran escala sobre las prácticas de privatización, en particular una transacción de 1995 en la que los bancos estatales concedieron préstamos a empresas estatales a cambio de acciones de "privatización" en esas empresas (véase La Fiscalía, cap. 10). Este tipo de transacción de préstamos por acciones caracterizó la segunda fase de la privatización. Los bancos proporcionaron al gobierno el efectivo que necesitaba con urgencia basado en la garantía de las acciones de la empresa que los bancos presumiblemente podrían vender más adelante. Pero la mayoría de las veintinueve empresas estatales originalmente programadas para participar se retiraron, y los bancos que recibieron acciones parecían tener un conflicto de intereses basado en su papel en el establecimiento de las reglas del procedimiento de licitación. En el acuerdo más publicitado, el Uneximbank de Moscú recibió una participación del 38 por ciento en la gigante sociedad anónima Noril'sk Nickel a aproximadamente la mitad de una oferta competidora. Otros bancos y organizaciones comerciales se unieron a los tradicionales opositores a la privatización para atacar el programa de préstamos por acciones, y en 1996 el Gobierno admitió que el programa se había manejado mal. Como resultado de las acusaciones de corrupción, la Duma del Estado formó un comité para revisar el programa de privatización. Y el primer ministro Chernomyrdin solicitó fondos extrapresupuestarios para recomprar acciones de los bancos.

Debido a que las fallas del programa de privatización de Yeltsin fueron un punto importante en la plataforma de elecciones presidenciales de 1996 del Partido Comunista de la Federación de Rusia (Kommunisticheskaya partiya Rossiyskoy Federatsii - KPRF), el partido de oposición más fuerte, la estrategia de campaña de Yeltsin fue reducir la privatización hasta el momento. como sea posible como un tema de campaña (ver El Poder Ejecutivo, cap. 7). Parte de esa estrategia fue trasladar el proceso de privatización de Moscú a las regiones. En febrero de 1996, un decreto presidencial simplemente otorgó acciones en unas 6.000 empresas controladas por el estado a los gobiernos regionales, que podrían subastar las acciones y quedarse con las ganancias.

Después de la reelección de Yeltsin en julio de 1996, sus representantes financieros anunciaron la continuación del programa de privatización, con un nuevo enfoque en la venta de diez a quince grandes empresas estatales, incluida la sociedad anónima del Sistema Unificado de Energía Eléctrica de Rusia (YeES Rossii), el Compañía de Seguros del Estado de Rusia (Rosgosstrakh) y el Puerto Marítimo de San Petersburgo. La Sociedad Anónima de Inversión en Comunicaciones (Svyazinvest), cuya venta fracasó en 1995, se ofrecería a las empresas de telecomunicaciones occidentales en 1996.

La nueva etapa de privatización posterior a las elecciones también tenía como objetivo reducir el papel de los trabajadores de la empresa en la participación accionaria. Durante los primeros años de dicha propiedad, la mayoría de las acciones de los trabajadores se vendieron a precios deprimidos, devaluando todas las acciones y recortando las ganancias estatales de las ventas empresariales. Por lo tanto, para alcanzar el objetivo presupuestario de 12,4 billones de rublos (unos 2.400 millones de dólares EE.UU.) de beneficios de las ventas de privatizaciones en 1996, la distribución debía centrarse en los destinatarios que poseerían acciones en lugar de venderlas inmediatamente.

A pesar de los retrasos periódicos, la administración inepta de las fases más recientes del programa y las acusaciones de favoritismo y transacciones corruptas en las estructuras empresariales y financieras, en 1996 expertos internacionales consideraron que el esfuerzo de privatización de Rusia fue un éxito calificado. El movimiento de activos de capital de manos estatales a manos privadas ha progresado sin un cambio serio de dirección, a pesar de los llamamientos periódicos para restablecer el control estatal de ciertos activos. Y el proceso ha contribuido a la creación de una nueva clase de emprendedores privados.


Crecimiento de la banca y las finanzas

Quizás los cambios más espectaculares de la economía del siglo XVI se produjeron en los campos de la banca y las finanzas internacionales. Sin duda, los banqueros medievales como los florentinos Bardi y Peruzzi en el siglo XIV y los Medici en el XV habían operado a escala internacional, pero el pleno desarrollo de un mercado monetario internacional con instituciones de apoyo aguardaba el siglo XVI. Sus primeros arquitectos fueron casas bancarias del sur de Alemania, de Augsburgo y Núremberg en particular, que estaban bien situadas para servir como intermediarios financieros entre capitales del sur como Roma (o centros comerciales como Venecia) y el centro financiero del norte en Amberes. A través de letras de cambio extraídas de las diversas bolsas que crecían en toda Europa, estos banqueros pudieron movilizar capitales en cantidades fabulosas. En 1519, Jakob II Fugger el Rico de Augsburgo acumuló casi dos millones de florines para el rey Habsburgo de España, Carlos I, quien usó el dinero para sobornar a los electores imperiales (fue elegido con éxito emperador del Sacro Imperio Romano Germánico como Carlos V). El dinero estaba dando forma a la política de Europa.

Las posteriores quiebras de la corona española hirieron a los banqueros alemanes desde 1580 o incluso antes, los genoveses se convirtieron en los principales financistas del gobierno y el imperio españoles. A través de la feria central de Lyon y mediante cartas de cambio y una variante compleja conocida como asiento, los genoveses transfirieron grandes sumas de España a los Países Bajos para pagar a los soldados de los ejércitos españoles. A mediados del siglo XVI, descontentos con Lyon, los genoveses montaron una feria ficticia, conocida como Bisenzone (Besançon), como centro de sus operaciones fiscales. Cambiando de sitio varias veces, “Bisenzone” de 1579 se instaló en Piacenza en Italia.


El quid del siglo XX fue la Primera Guerra Mundial

La década de 1900 habría sido completamente diferente si Alemania hubiera ganado la guerra.

Punto clave: Los alemanes deberían haber escuchado a Schlieffen y mantener fuerte la mano derecha.

Cuando se trata de historia alternativa, la Segunda Guerra Mundial es la reina. Docenas de libros y juegos de guerra sugieren cómo la historia habría cambiado si Hitler hubiera invadido Gran Bretaña o no a Rusia. ¿Quieres saber qué sucede cuando un supercarrier clase Nimitz retrocede en el tiempo para luchar contra la flota japonesa en Pearl Harbor? Hay una pelicula para eso. ¿Cómo sería el mundo si la Alemania nazi hubiera ganado? Muchas novelas pintan un retrato oscuro. ¿Habría triunfado el Tercer Reich si hubiera desarrollado aviones de combate antes? Estos temas son como bombas incendiarias en foros de chat de Internet.

Sin embargo, por fascinantes que sean estas preguntas, ¿por qué son más fascinantes que preguntar qué habría sucedido si la Alemania imperial no hubiera invadido Bélgica en 1914, si el Kaiser hubiera construido más submarinos o si Estados Unidos no hubiera entrado en la guerra? Si es plausible imaginar una línea de tiempo histórica en la que Hitler ganó, ¿por qué no una en la que los zares todavía gobiernan Rusia, el Imperio Británico nunca se agotó por la guerra y el Imperio Otomano todavía controla el Medio Oriente?

Quizás sea el aura sombría del fatalismo lo que desalienta la historia especulativa de la Gran Guerra. La sensación de que no importa qué, el conflicto habría sido una larga y miserable matanza, una actuación en vivo de cuatro años de "Senderos de gloria. "Pero los combatientes no eran drones ni ovejas, y el conflicto fue más que barro, sangre y alambre de púas. Hubo guerra móvil en Rusia y Polonia, invasiones anfibias en Turquía y campañas de guerrillas en África Oriental.

También es fácil suponer que la derrota alemana era inevitable a manos de una coalición aliada más rica en mano de obra, armas y dinero. Sin embargo, Alemania casi capturó París en 1914, aplastó a Serbia y Rumania, desangraron al ejército francés hasta que se amotinó, expulsó a Rusia de la guerra y luego estuvo muy cerca de la victoria en el frente occidental en 1918. No subestime el poder de la Alemania Imperial. Hasta que se firmó el armisticio en un vagón de tren francés el 11 de noviembre de 1918, los enemigos de Alemania no lo hicieron.

Veamos lo que pudo haber sido. Aquí hay algunas posibilidades en las que la historia podría haber sido muy diferente para Alemania:

Evitar una guerra de dos frentes:

Si la Alemania del siglo XX tuviera una lápida, diría "Esto es lo que les pasa a los que luchan en dos frentes". Por mucho que las películas de kung-fu hagan que luchar contra múltiples oponentes parezca fácil, generalmente es mejor derrotar a tus enemigos uno a la vez.

Esa era la idea detrás El plan Schlieffen de Alemania, que pedía concentrarse en Francia en los primeros días del conflicto mientras se mantenían las fuerzas más débiles en el Este. La clave fue derrotar a Francia rápidamente mientras la Rusia vasta y subdesarrollada aún se movilizaba, y luego transferir fuerzas por ferrocarril para ajustar cuentas con el zar.

Sin embargo, Rusia atacó a Prusia Oriental en agosto de 1914, solo para ser rodeada y aniquilada en la Batalla de Tannenberg. Perdieron 170.000 hombres frente a solo 12.000 alemanes en una de las batallas de cerco más famosas de la historia. Sin embargo, el avance ruso también asustó al Jefe de Estado Mayor del Ejército Alemán, Helmuth von Moltke, para que transfiriera tres cuerpos de Francia a Prusia Oriental. Llegaron demasiado tarde para Tannenberg, mientras privaban a la ofensiva occidental de tropas vitales en el mejor momento de Alemania para vencer a Francia y posiblemente poner fin a la guerra.

A partir de entonces, Alemania tuvo que extender sus fuerzas entre el Este y el Oeste, mientras apoyaba a sus aliados austrohúngaros y turcos. Lo que Alemania podría haber logrado, si hubiera podido concentrarse en un solo frente, quedó dolorosamente claro en 1918. Después de obligar al nuevo gobierno soviético a pedir la paz, los alemanes rápidamente transfirieron 500.000 soldados a Francia. También lanzaron nuevos e innovadores stosstruppen (soldado de asalto) tácticas de infiltración: una forma temprana de guerra relámpago sin los tanques, eso les permitió romper el estancamiento de la guerra de trincheras.

Las ofensivas de Kaiserschlacht ("Kaiser's Battle") destrozaron varios ejércitos británicos y obligaron al comandante británico Douglas Haig a advertir a sus tropas que sus espaldas estaban "contra la pared". Después de cuatro años de implacable combate y bloqueo económico, Alemania todavía tenía la fuerza para lograr más en semanas que cuatro años de sangrientas ofensivas aliadas en Somme, Passchendaele y Chemin des Dames.

Idealmente, Alemania podría haber encontrado medios diplomáticos para luchar contra Rusia sola sin guerra con Francia, o viceversa. De no ser así, y dadas las distancias más cortas en Occidente, habría sido mejor haber cedido temporalmente algo de territorio de Prusia Oriental mientras se concentraba en capturar París. Puede que no haya sido fácil, pero hubiera sido mucho más fácil que luchar en dos frentes.

No invadir Bélgica:

La Alemania imperial era una nación demasiado inteligente para su propio bien. Caso en cuestión: invadir la Bélgica neutral. Desde una perspectiva militar, avanzar a Bélgica fue un movimiento brillante para esquivar el norte de los ejércitos franceses y las fortificaciones en la frontera franco-alemana, y luego girar hacia el sur para capturar París y rodear a los ejércitos franceses por la retaguardia. Reflejaba la preferencia tradicional alemana por la guerra móvil (Bewegungskrieg), que favorecía tácticas alemanas superiores, en lugar de una guerra estática de desgaste (Stellungskrieg) que solo podría favorecer a sus oponentes numéricamente superiores.

¿Un golpe maestro estratégico? En efecto. También puede haber perdido a Alemania en la guerra.

Gran Bretaña había garantizado la neutralidad de Bélgica. Ese "trozo de papel" había sido ridiculizado por los líderes alemanes, pero el pergamino le costaría caro a Berlín al darle a Londres un casus belli declarar la guerra.Ahora Alemania se enfrentó no solo a Francia y Rusia, sino también a los inmensos recursos militares y económicos del Imperio Británico.

Francia tenía una población de 39 millones en 1914, frente a los 67 millones de Alemania.. ¿Alguien puede imaginarse a Francia sola derrotando a Alemania? Fracasó en 1870, y habría fracasado en 1914. Rusia podía presumir de una población de 167 millones de personas, pero la escasez de armas, suministros e infraestructura la convertía en un gigante con pies de barro. A pesar de mantener gran parte de su ejército en Francia, los alemanes todavía podían expulsar a Rusia de la guerra en 1918. Sin el apoyo británico, incluso una combinación franco-rusa probablemente habría sucumbido al poder alemán.

La entrada de Gran Bretaña y su imperio agregó casi 9 millones de tropas a los Aliados. Más importante aún, agregó la Royal Navy. La flota de batalla francesa tenía la mitad del tamaño de la de Alemania y se desplegó en el Mediterráneo contra los socios austrohúngaros y turcos de Alemania. La armada rusa fue insignificante. Fue la Gran Flota británica la que hizo posible el bloqueo que privó a Alemania de materias primas y especialmente alimentos, que mató de hambre a 400.000 alemanes y minó la moral civil y militar a finales de 1918.

Es muy posible que Gran Bretaña haya declarado la guerra a Alemania de todos modos, solo para evitar que una sola potencia domine el continente y para evitar bases navales hostiles tan cerca de Inglaterra. Pero si Alemania hubiera logrado evitar la entrada británica durante meses o años, habría disfrutado de más tiempo y más recursos para derrotar a sus enemigos.

No construya una gran flota de superficie

La Flota de Alta Mar de la Alemania Imperial fue la segunda armada más poderosa del mundo en 1914, detrás de la Gran Flota de Gran Bretaña. Reunió quince acorazados contra los veintidós británicos y cinco cruceros de batalla contra los nueve británicos. Los barcos de superficie alemanes disfrutaban de mejores blindajes, cañones, propulsores y sistemas de control de fuego que sus rivales británicos.

¿Y qué logró esta poderosa flota de superficie? Poco. Sus barcos capitales rara vez salían del puerto, lo que también dejó el bloqueo británico en su lugar. Si la flota alemana no podía romper el bloqueo británico, imponer su propio bloqueo a Gran Bretaña o permitir una invasión anfibia alemana de Inglaterra, ¿entonces para qué servía?

Tenía valor como una clásica "flota en existencia", permanecer en el puerto mientras esperaba la oportunidad de atacar y amenazar al enemigo solo por su existencia (Churchill describió al comandante de la Royal Navy John Jellicoe como el único hombre de cada bando que podía perder la guerra en una tarde). Pero su principal contribución fue provocar que los británicos consideraran a Alemania como una amenaza incluso antes de que comenzara la guerra. Desafiar la supremacía marítima de la Royal Navy a través de una carrera armamentista naval fue el único movimiento garantizado para despertar al león británico.

A pesar de las ambiciones de convertirse en un imperio colonial global, Alemania todavía era una potencia continental en 1914. Si ganaba la guerra, sería a través del inmenso poder de su ejército, no de su armada. ¿Qué podría haber comprado Alemania con el dinero, el material y la mano de obra invertidos en la Flota de Alta Mar? ¿Más divisiones? ¿Más armas y aviones? O lo mejor de todo, más submarinos, el único elemento de la fuerza naval alemana que infligió un daño inmenso a los aliados.

No recurra a la guerra submarina sin restricciones:

Parece una costumbre tan pintoresca ahora. Pero en 1914, se suponía que los submarinos salían a la superficie cuando atacaban barcos mercantes y permitían escapar a la tripulación y los pasajeros. Tan noblemente humanitario como fue, también dejó a los submarinos más vulnerables.

Los alemanes honraron esta convención hasta 1915, y luego cambiaron a la guerra submarina sin restricciones en la que los barcos se hundían sin previo aviso. Y los alemanes hundieron muchos barcos, solo para rescindirlo bajo la presión estadounidense, y luego reanudarlo en 1917 como una medida desesperada para poner fin a un conflicto que estaba desangrando a Alemania.


Falsificaciones, copias y reproducciones de R.S. Prusia, Alemania, Suhl, Polonia

Durante casi 100 años, de 1869 a 1956, las iniciales de Reinhold Schlegelmilch, RS, aparecieron en varias marcas en fina porcelana alemana. Probablemente las piezas más deseadas en la actualidad sean las marcadas con RS Prussia. Los espacios en blanco raros con decoraciones raras, como animales o retratos, de RS Prussia pueden generar entre $ 3,000 y $ 8,000. Las piezas florales más comunes se han vendido habitualmente por $ 75- $ 350. Otras marcas solicitadas incluyen RS Germany, RS Suhl y RS Poland.

Debido a su valor más alto, la marca RS Prussia se ha falsificado y copiado desde finales de la década de 1960. El nuevo RS Suhl apareció a principios de la década de 1990 y ahora, en 1998, se están reproduciendo RS Alemania y RS Polonia. Este artículo revisará las marcas RS nuevas y falsificadas y las comparará con las marcas originales. También analizará otras formas en que los falsificadores intentan mejorar o imitar la porcelana RS.

Antecedentes de la porcelana Schlegelmilch

Entre 1861 y 1882 hubo tres fábricas de porcelana iniciadas en la ciudad de Suhl (en lo que hoy es Alemania, entonces Prusia) por personas de apellido Schlegelmilch. Erdmann S. en 1861 Reinhold S. en 1869 y Carl S. en 1882. Hasta hace poco, se pensaba que todos los Schlegelmilch estaban relacionados con la familia. La investigación realizada por R.H. Capers y Mary Frank Gaston en 1992-94 ha demostrado: 1) ninguno de los propietarios de la fábrica era hermano y, 2) no tenían un padre común, Rudolph Schlegelmilch, supuestamente conmemorado en la marca RS. La mayor parte de la nueva información provino de un artículo de investigación alemán inédito sobre las fábricas de porcelana de Suhl por Bernd Hartwich escrito en 1984. Gaston presenta una revisión revisada de las marcas y fechas utilizadas por todas las fábricas de Schlegelmilch en sus libros. Enciclopedia de coleccionistas de R.S. Prusia 3ª Serie y 4ª Serie publicadas por Collector Books. Para este artículo, sin embargo, nos enfocaremos solo en las marcas RS que se muestran en la Fig. 4 a continuación.

Aunque todas las fábricas de Schlegelmilch fabricaban piezas de presentación únicas y artículos de hotel más pesados, la gran mayoría de la producción era porcelana liviana de alta calidad para usar en mesas de clase media. El mercado principal de esta porcelana estaba en la creciente población de Estados Unidos de finales del siglo XIX y principios del XX, donde se vendía la mayor parte de la porcelana RS. Las fortunas de las fábricas de Suhl subieron y bajaron con la economía estadounidense, los aranceles comerciales y los gustos.

La gran mayoría de las decoraciones originales y ndash si los retratos, flores, paisajes, animales, pájaros y ndash eran transferencias (calcomanías). El trabajo manual, si se utilizó, fue principalmente para mezclar los bordes de las imágenes transferidas con el fondo y aplicar adornos de oro o esmalte. Todas las decoraciones de transferencia están sobre el esmalte. Los espacios en blanco distintivos presentaban diseños moldeados de flores, frutas, carámbanos y formas geométricas. Los valores de las piezas auténticas se basan en una combinación de espacio en blanco, decoración y marca.

La mayoría de las marcas originales se aplicaron bastante tarde en el proceso de producción. Están protegidos únicamente por un ligero acristalamiento y están sujetos a desgaste. Las marcas RS auténticas básicas, las denominadas marcas de corona, y cuándo se utilizaron se muestran en la Fig. 4 a continuación.

Tenga en cuenta que hay Muchos otros marcas auténticas. Estos cuatro aparecen porque son los que se copian y falsifican. Muchas marcas auténticas incluyen palabras y símbolos adicionales. Para obtener una lista completa, consulte la serie Gaston.

Marcas falsas y falsificadas

No toda la porcelana RS original está marcada y existen tremendas diferencias de precio entre los ejemplares marcados y sin marcar. Una pieza marcada aportará de cinco a diez veces la cantidad de una pieza sin marcar. Incluso cuando una pieza es una pieza en blanco RS conocida con una decoración RS conocida, si no está marcada, trae mucho menos. Esta gran diferencia de precio ha llevado a la falsificación, copia y reproducción generalizadas de marcas.

Hay varias categorías de marcas nuevas. Hay: 1) marcas nuevas en piezas RS genuinas antiguas pero sin marcar 2) marcas nuevas en porcelana vieja de otros fabricantes 3) marcas nuevas en varios tipos de porcelana nueva y, 4) reproducciones producidas en masa con copias cercanas de marcas antiguas aplicadas en el fábrica de reproducción. Los primeros tres grupos son generalmente proyectos caseros de pequeña escala que pueden hacer usted mismo o contratados por estudios de porcelana o artistas de "restauración". Con mucho, la mayor fuente de artículos nuevos son los mayoristas de reproducciones que importan miles de piezas con marcas confusas que se asemejan a los originales.

Las marcas falsas y forjadas aplicadas individualmente han existido desde finales de la década de 1960. Las reproducciones producidas en masa con marcas RS siguieron a principios de la década de 1970. En este artículo se muestran doce marcas que datan desde 1960 hasta la actualidad. Estas nuevas marcas se muestran como ejemplos generales de la amplia variedad de nuevas marcas que puede encontrar. En lugar de intentar memorizar todas las marcas nuevas, concéntrese en aprender las características básicas de las marcas auténticas. Una vez que comprenda los elementos clave de un original, debería poder detectar la mayoría de las falsificaciones.

Las marcas nuevas aplicadas a reproducciones en fábricas en el extranjero suelen parecer técnicamente similares a las marcas antiguas porque tanto las antiguas como las nuevas se aplicaron en el momento de la fabricación. La principal excepción parece ser la nueva forma de soporte de alfiler de sombrero que se muestra en la Fig. 7-b. Nunca hay ningún acristalamiento en la parte inferior de esta forma en particular. La marca se aplica a una superficie de acabado biscuit.

Las nuevas marcas aplicadas individualmente por falsificadores de bricolaje a la porcelana existente con frecuencia dejan pistas reveladoras. La superficie que rodea estas marcas suele ser más alta que la marca. Esto se debe a la adición de material o vidriado para cubrir las marcas no deseadas o mezclar la nueva marca. Es una buena idea pasar una uña por cualquier marca sospechosa para comprobar si hay diferencias en la superficie. Otra buena prueba es usar una luz negra de onda larga que puede atrapar muchos intentos de reglamentar el fondo para sellar una nueva marca.

Confundir moldes y espacios en blanco

Los moldes y espacios en blanco auténticos están bien documentados en los libros de Gaston y durante años se han utilizado para identificar piezas genuinas sin marcar. Lamentablemente, los importadores de reproducciones también copian directamente los moldes y las formas originales. Los compradores ahora se enfrentan no solo a nuevas marcas que parecen antiguas, sino también a formas que parecen antiguas. La nueva reproducción del panecillo en la Fig. 5, por ejemplo, es virtualmente idéntica a la forma original en la Fig. 6. También aparece una marca confusa en forma de corona roja / verde en la parte inferior de la reproducción. La forma o el molde por sí solos ya no son necesariamente una garantía de antigüedad o autenticidad.

Calidad de porcelana

La porcelana RS original es fina, ligera y translúcida. Translúcido significa que la luz lo atravesará. Una prueba simple es sostener un objeto frente a una luz brillante o una ventana. Ahora coloque sus dedos abiertos detrás del objeto. Tus dedos deben proyectar una sombra oscura a través del objeto. Sin embargo, tenga en cuenta que esta prueba no una garantía de antigüedad, pero solo una prueba rápida de si un artículo es verdadera porcelana. Si encuentra una marca RS Prussia en un artículo que no es translúcido, esté muy alerta e inspeccione el artículo a fondo. Recuerde que las marcas forjadas se pueden poner en casi cualquier pieza, nueva o vieja.

Muchas de las reproducciones, especialmente las realizadas en Japón, son de porcelana de muy buena calidad. Además de ser translúcida, la porcelana RS original es lisa y vidriosa al tacto en las áreas sin decorar. Algunas de las reproducciones más toscas hechas de arcilla y no de porcelana tienen fondos sin esmaltar. El interior de algunas jarras y jarrones nuevos tampoco está vidriado.

Otras mejoras

A veces, los falsificadores eliminarán las decoraciones menos deseables y menos valiosas de las piezas auténticas de RS y agregarán las decoraciones más solicitadas. Las decoraciones originales se pueden quitar lijando o escondidas debajo de una capa de pintura nueva. Luego, se agrega la transferencia más cara y ndash, como un animal o un retrato, y ndash. Por supuesto, también puede encontrar una pieza en la que se haya aplicado tanto una nueva marca como una nueva decoración.

Muchas decoraciones que generan mucho dinero en piezas originales de RS fueron originalmente pinturas de maestros famosos. Estas escenas todavía están disponibles a través de catálogos de transfer vendidos a los pintores chinos actuales. Estos incluyen la llamada serie Melon Eater del artista español Murillo del siglo XVII, escenas clásicas de varios artistas del siglo XVIII llamados Kaufman y retratos de Francois Boucher. Las nuevas transferencias suelen tener las "firmas" y las "fechas" de los artistas. Otras transferencias populares que aún están disponibles incluyen una variedad de aves de caza, paisajes, animales y retratos tipo Gibson-girl.

Una de las mejores formas de capturar las transferencias aplicadas recientemente es sostener el objeto a la luz con la decoración hacia usted. Busque rastros de la transferencia original que pueden aparecer como contornos tenues o sombras detrás de la nueva transferencia. Busque también el patrón de puntos de la impresión en color moderna. Las viejas transferencias de colores generalmente se litografiaban. Los colores litografiados generalmente deben aparecer como parches sólidos o grupos de puntos irregulares. La luz negra también puede ser útil para detectar pintura nueva sobre transferencias y bordes originales donde las nuevas transferencias se encuentran con la superficie original.

Resumen

Al evaluar una pieza, asegúrese de examinar y estudiar una variedad de características. ¿Es la marca correcta en el espacio en blanco correcto con la decoración correcta? Los espacios en blanco nuevos se fabrican con formas antiguas. Aparecen marcas antiguas en reproducciones producidas en masa. Se pueden aplicar nuevas transferencias a piezas genuinamente antiguas.

Al comprar una pieza cara de RS, es una buena idea que la marca, la decoración y el espacio en blanco se describan por su nombre en un recibo escrito que incluya un año aproximado de producción.

Los libros de Mary Frank Gaston Enciclopedia de coleccionistas de RS Prusia 1-4, son las referencias estándar sobre el tema. Su serie es publicada por Collector Books, PO Box 3009, Paducah, KY 42002-3009. Para pedidos con tarjeta de crédito, llame al (800) 626-5420.

Otro libro útil sobre RS Prusia es Recolectando RS Prusia por George Terrell, Jr., y copia 1982, Books Americana. Tiene alrededor de 1000 piezas fotografiadas más un capítulo separado sobre falsos espacios en blanco, moldes y transferencias de conmutación. Está agotado, así que pruebe con un distribuidor de libros usados.

Manual de Erdmann y Reinhold Schlegelmilch Prussia-Alemania y Oscar Schlegelmilch Alemania de Clifford Schlegelmilch (3ª edición, 1973) es interesante por las páginas de su catálogo original de porcelana Schlegelmilch. La mayor parte del texto ha quedado obsoleto por la reciente investigación de Gaston, Capers y Hartwich. Estanterías de ejemplos en fotografías a color.

Las marcas genuinas de RS Prussia tienen letras rojas, una estrella roja y contornos rojos en la corona.

Las hojas de la corona suelen aparecer de color verde. Las áreas rojas pueden verse de color marrón oxidado, a veces toda la marca puede ser verde.

La nueva marca de RS Alemania actualmente en reproducción importada es la marca pintada a mano en bruto que se muestra arriba a la izquierda. Aparece en pintura azulverde. Las marcas originales son verdes o azules.

En la nueva marca, la letra "L" está en mayúscula sin ningún punto después. El viejo Suhl tiene una "l" minúscula y un punto al final. Las letras, la estrella y los bordes exteriores de la corona son rojos, el interior de la corona es verde.

La nueva marca está pintada a mano con pintura naranja / roja. La marca original es una transferencia con las palabras "Hecho en (Alemania) Polonia" en la parte inferior. Todas las letras son rojas. Esta es la más reciente de todas las marcas RS genuinas. Fue utilizado después de la Segunda Guerra Mundial, ca. 1948-1956.

Figura 1 Todas estas marcas son marcas falsas en reproducciones. Las nuevas marcas aparecieron por primera vez durante la década de 1960.

Figura 2 Nuevo jarrón de 10 "con mango de cisne, marcado R.S. Suhl, del importador de reproducciones. Decoración de flores de amapola en porcelana de buena calidad.

Fig. 3 Nueva placa de 8 pulgadas con nueva marca RS Prussia

Figura 4 Fechas aproximadas en las que se utilizaron las distintas marcas de coronas RS auténticas en la porcelana Schlegelmilch.

Figura 5 Reproducción muffineer copiada de forma antigua. Nueva marca de corona RS roja / verde.

Figura 6 Muffineer original, molde # 781 sirvió de modelo para la reproducción.

Nuevos soportes de alfileres: Fig. 7a, 5 ", nueva marca R.S. Alemania Fig. 7b, 4 & frac12", nueva R.S. marca de corona. La forma de la Fig.7b se utiliza para una amplia gama de reproducciones, incluidas Nippon, Flo Blue, etc.

Figura 8 Primer plano de un transfer moderno con firma Boucher, fechado en 1759. Esta firma aparece en varias piezas nuevas con nuevas marcas RS Prussia.

Figura 9 Escena de la serie Melon Eaters. Varias escenas vintage como esta todavía estaban disponibles como nuevos transfer vendidos en tiendas de decoración de porcelana.

Nuevo, falso y forjado R.S. Marcas de Prusia

Lista de verificación para R.S. Marcas de Prusia

PR-1 Calcomanía roja y verde. Vendido en hojas de 140 a finales de la década de 1960. Producido en América.

PR-2 Sello de tinta roja o verde / azul. "Prusia" no incluido. Desde principios de la década de 1980 en importaciones de reproducción.

PR-3 Sello de tinta roja. "Prusia" no incluido. Desde ca. 1980 sobre importaciones de reproducción.

PR-4 Transferencia mal formada solo en verde. No incluye "Prusia". California. principios de la década de 1980 sobre las importaciones de reproducción.

PR-5 Transferencia roja y verde. Desde mediados hasta finales de la década de 1980 sobre importaciones de reproducción.

PR-6 Transferencia roja y verde. Desde principios de la década de 1980 sobre importaciones de reproducción.

PR-7 Falsificación pintada a mano en rojo y verde, ca. principios de la década de 1990 en piezas genuinamente antiguas pero sin marcar.

PR-8 Transferencia roja y verde. "Prusia" no incluido. California. 1990 al presente sobre importaciones de reproducción.

PR-9 Transferencia roja y verde usada ca. 1998 sobre importaciones de reproducción.

Real Or Repro es un recurso de la industria impulsado por

un mercado de distribuidores examinado y ganador de numerosos
Premios Ecommerce Bytes Sellers Choice
por calidad, facilidad de uso, servicio al cliente, comunicaciones y el lugar de venta más recomendado.
Nuestros propietarios de tiendas Ruby Lane


Capitalismo temprano

Se pueden discernir dos tendencias generales. Continuó el paso del Mediterráneo y su interior al litoral atlántico, aunque en algunas regiones mediterráneas todavía existía una vigorosa actividad empresarial. Venecia se detuvo, pero Marsella y Barcelona prosperaron. Más sorprendente fue la creciente brecha entre los sistemas económicos del este, donde el capital permaneció en gran parte encerrado en las grandes propiedades, y el oeste, donde las condiciones eran más favorables para la empresa. Con la adopción más generalizada de criterios utilitarios para la dirección, se adoptó una visión más severa de la obligación de los trabajadores. El respeto al reloj, con horarios regulares y la reducción de las vacaciones por los días de los santos (ya logrado en los países protestantes), estaba preparando psicológicamente el camino para la disciplina de la fábrica y el molino. Hermosas calles y plazas de casas de comerciantes fueron testigos de la prosperidad de puertos atlánticos como Burdeos, Nantes y Bristol, que se beneficiaron de la reorientación del comercio. Sobre todo, Ámsterdam y Londres reflejaron la actividad mutuamente beneficiosa del comercio y los servicios. Desde la construcción naval, tan exigente en habilidades y materias primas, una red de proveedores llegó hasta los bosques, los campos y las forjas, donde se trabajaba por primera vez la madera, el hierro, la lona y la cuerda. El abastecimiento, los seguros, el corretaje y el comercio de crédito facilitaron las transacciones internacionales y la acumulación de capital. Las ferias habían contrarrestado durante mucho tiempo el aislamiento de las economías regionales: Lyon en el Ródano, Hamburgo en el Elba y Danzig en el Vístula se habían convertido en centros de intercambio, donde las ventas se veían facilitadas por listas de precios, subastas y especialización en ciertos productos. El comercio minorista adquirió un aspecto moderno con tiendas que atienden a quienes podían pagar el café de Brasil o el tabaco de Virginia, a diferencia del comercio minorista anterior, los productos ofrecidos a la venta no eran productos del trabajo realizado en las instalaciones. La difusión de noticias fue otra vertiente del patrón.En 1753 la venta de periódicos superó los siete millones: el énfasis estaba en las noticias, no en la opinión, y las listas de precios se llevaron con las noticias que los afectaban. Los marineros fueron asistidos por el dragado de puertos y muelles mejorados y por instrumentos y cartas de navegación más precisos. En 1600 había 18 faros dentro o fuera de las costas de Europa en 1750 había 82. El estado también mejoró las carreteras y las hizo seguras para los viajeros. En 1789 Francia tenía 7.500 millas de carreteras finas, construidas en gran parte mediante trabajo forzoso. En 1660, casi todas las ciudades holandesas estaban conectadas por canales. Siguiendo su ejemplo, el elector Frederick William en Brandeburgo y Pedro el Grande en Rusia unieron ríos para facilitar el comercio. En Francia, el plan de Colbert para el canal de Languedoc (completado en 1682) involucró tanto a capitales privados como estatales. Los constructores de canales de Inglaterra, en particular el duque de Bridgewater, tuvieron que encontrar sus propios recursos: en consecuencia, el capital se aplicó al mejor efecto para servir a las minas y fábricas. La supervivencia general de los peajes y la resistencia de las partes interesadas a su eliminación impuso limitaciones a la mayoría de los gobiernos. La abolición de las costumbres internas fue, por tanto, una prioridad para los reformadores ilustrados como Anne-Robert-Jacques Turgot en Francia y Joseph II en Austria. Los muchos príncipes de Alemania se habían aprovechado de la débil autoridad imperial para imponer los peajes, que producían ingresos a costa del comercio de larga distancia. Numerosos aranceles externos siguieron siendo un obstáculo para el crecimiento del comercio. Sin embargo, la acción radical podría ser peligrosa. El intento de Turgot de liberar el comercio de cereales en Francia provocó escasez, subidas de precios y su propia caída. El tratado de libre comercio de 1786 del ministro de Relaciones Exteriores francés, el conde de Vergennes, también tuvo consecuencias lamentables: Francia se inundó de textiles ingleses baratos, los tejedores campesinos se angustiaron y se preparó el terreno para los levantamientos populares de 1789.

Un avance importante fue la adopción en Europa occidental de la práctica italiana existente de utilizar letras de cambio como instrumentos negociables; se legalizó en Holanda en 1651 y en Inglaterra en 1704. Los banqueros que compraban letras, con un descuento para cubrir el riesgo, liberaban crédito que de otro modo se habría inmovilizado. El otro aspecto de la revolución financiera fue el crecimiento de los servicios bancarios. En 1660 había habido pocos avances en un siglo, ya que los príncipes y magnates, después de recaudar dinero con demasiada facilidad, habían incumplido las deudas y dañado el frágil sistema. Grandes casas, como la de los Fugger, se habían arruinado. Las altas tasas de interés exigidas por los sobrevivientes contribuyeron a la recesión del siglo XVII. Algunas instituciones municipales, como el Banco de Hamburgo y el gran Banco de Ámsterdam, desempeñaron un papel crucial en el crecimiento económico holandés al poner orden en la moneda y facilitar las transferencias. Proporcionaron el modelo para el Banco de Inglaterra, que se fundó en 1694 como una empresa privada y pronto tendría una relación de dependencia mutua con el estado. El primer banco estatal fue el fundado en Suecia en 1656 para proporcionar un sustituto de la moneda sueca de cobre, emitió los primeros billetes de banco. Sobreproducidos y no debidamente asegurados, pronto perdieron valor. El ambicioso plan de Law para un banco real en Francia se hundió en 1720 porque estaba vinculado a su empresa de Luisiana y sus infladas perspectivas. Después de su fracaso, los granjeros fiscales reanudaron su control sobre las finanzas estatales y, como resultado, las tasas de interés siguieron siendo más altas que las de Gran Bretaña porque no había una agencia central segura de inversión. Los oponentes de Law eran miopes: en Gran Bretaña, donde un banco central tuvo éxito, también tuvo lugar una gran expansión de la banca privada.

Mientras tanto, la plata, en todas partes la unidad básica de valor, seguía siendo escasa. El comercio unilateral con el este significaba un drenaje continuo. Se extrajo una cantidad insuficiente de plata La disminución de las importaciones del Nuevo Mundo no afectó solo a España. Los gobiernos intentaron evitar el recorte de monedas y así revalorizaron. La deficiencia permaneció, proporcionando evidencia para las políticas mercantilistas. El papel negociable, de una forma u otra, contribuyó de alguna manera a hacer frente a la escasez de especie. Las bolsas de valores, comerciales en su función original, negociaban cada vez más con acciones gubernamentales. Las sociedades anónimas se convirtieron en un dispositivo común para atraer dinero y distribuir el riesgo. A mediados del siglo XVIII, las operaciones de comercio, manufactura y finanzas públicas estaban vinculadas en un sistema general. Una derrota militar o un revés económico que afectara el crédito en un área podría socavar la confianza en toda la comunidad inversora.


Una historia económica de Finlandia

Finlandia a principios de la década de 2000 es un pequeño país industrializado con un nivel de vida clasificado entre los veinte primeros del mundo. A principios del siglo XX era un país agrario pobre con un producto interior bruto per cápita inferior a la mitad del del Reino Unido y Estados Unidos, líderes mundiales en ese momento en este sentido. Finlandia fue parte de Suecia hasta 1809, y un Gran Ducado de Rusia de 1809 a 1917, con una autonomía relativamente amplia en sus asuntos económicos y muchos internos. Se convirtió en una república independiente en 1917. Si bien no participó directamente en los combates de la Primera Guerra Mundial, el país atravesó una guerra civil durante los años de la independencia inicial en 1918 y luchó contra la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. La participación en la liberalización comercial occidental y el comercio bilateral con la Unión Soviética requirió un cuidadoso equilibrio de la política exterior, pero también mejoró el bienestar de la población. Finlandia es miembro de la Unión Europea desde 1995 y pertenece a la Unión Económica y Monetaria Europea desde 1999, cuando adoptó el euro como moneda.

Producto interior bruto per cápita en Finlandia y en la UE 15, 1860-2004, índice 2004 = 100

Fuentes: Eurostat (2001-2005)

Finlandia tiene grandes áreas forestales de árboles coníferos, y los bosques han sido y siguen siendo un recurso natural importante en su desarrollo económico. Otros recursos naturales son escasos: no hay carbón ni petróleo, y relativamente pocos minerales. Outokumpu, la mina de cobre más grande de Europa en su época, se agotó en la década de 1980. Incluso la energía hidráulica es escasa, a pesar de la gran cantidad de lagos, debido a las pequeñas diferencias de altura. El país se encuentra entre los más grandes de Europa en área, pero está escasamente poblado con 44 personas por milla cuadrada, 5.3 millones de personas en total. La población es muy homogénea. Hay una pequeña cantidad de personas de origen extranjero, alrededor del dos por ciento, y por razones históricas hay dos grupos lingüísticos oficiales, la mayoría de habla finlandesa y una minoría de habla sueca. En los últimos años, la población ha crecido aproximadamente un 0,3 por ciento anual.

Los inicios de la industrialización y la aceleración del crecimiento

Finlandia era un país agrario en el siglo XIX, a pesar de las malas condiciones climáticas para un cultivo eficiente de cereales. El setenta por ciento de la población se dedicaba a la agricultura y la silvicultura, y la mitad del valor de la producción provenía de estas industrias primarias en 1900. El cultivo de roza y quema finalmente dio paso al cultivo en el campo durante el siglo XIX, incluso en las partes orientales del país. .

Algunas fábricas de hierro se fundaron en la parte suroeste del país para procesar mineral de hierro sueco ya en el siglo XVII. La quema significativa de alquitrán, el aserrado y el comercio de pieles trajeron dinero en efectivo para comprar algunos artículos importados como sal y algunos lujos: café, azúcar, vinos y telas finas. Las pequeñas ciudades de las zonas costeras prosperaron gracias al envío de estos artículos, incluso si la legislación restrictiva del siglo XVIII exigía el transporte a través de Estocolmo. Los ingresos del transporte marítimo de alquitrán y madera acumularon capital para las primeras plantas industriales.

El siglo XIX vio los modestos comienzos de la industrialización, claramente más tarde que en Europa Occidental. Las primeras fábricas de algodón modernas se iniciaron en las décadas de 1830 y 1840, al igual que los primeros talleres mecánicos. Las primeras máquinas de vapor se introdujeron en las fábricas de algodón y la primera máquina de papel de trapo en la década de 1840. A los primeros aserraderos de vapor se les permitió comenzar solo en 1860. El primer ferrocarril acortó el tiempo de viaje desde las ciudades del interior hasta la costa en 1862, y los primeros telégrafos llegaron aproximadamente al mismo tiempo. Algunos inventos nuevos, como la energía eléctrica y el teléfono, se empezaron a utilizar a principios de la década de 1880, pero en general la difusión de nuevas tecnologías para el uso diario llevó mucho tiempo.

La exportación de diversos productos industriales y artesanales a Rusia desde la década de 1840 en adelante, así como la apertura de los mercados británicos a los productos de los aserraderos finlandeses en la década de 1860 fueron importantes desencadenantes del desarrollo industrial. A partir de la década de 1870, la pulpa y el papel a base de fibra de madera se convirtieron en importantes artículos de exportación al mercado ruso, y antes de la Primera Guerra Mundial, un tercio de la demanda del vasto imperio ruso se satisfacía con papel finlandés. Finlandia se convirtió en una economía muy abierta después de las décadas de 1860 y 1870, con una participación de las exportaciones equivalente a una quinta parte del PIB y una participación de las importaciones de una cuarta parte. Una feliz coincidencia fue la considerable mejora en los términos de intercambio (precios de exportación / precios de importación) desde finales de la década de 1860 hasta 1900, cuando la madera y otros precios de exportación mejoraron en relación con los precios internacionales de los cereales y los productos industriales.

Apertura de las economías (exportaciones + importaciones de bienes / PIB, porcentaje) en Finlandia y la UE 15, 1960-2005

Fuentes: Heikkinen y van Zanden 2004 Hjerppe 1989.

Finlandia participó plenamente en la economía mundial de la primera era del patrón oro, importando gran parte de su grano libre de aranceles y muchos otros productos alimenticios. La mitad de las importaciones consistió en alimentos, bebidas y tabaco. La agricultura pasó a la producción lechera, como en Dinamarca, pero con peores resultados. La moneda finlandesa, la Markka a partir de 1865, se vinculó al oro en 1878 y el Senado finlandés pidió prestado dinero a las casas bancarias occidentales para construir ferrocarriles y escuelas.

El PIB creció a una tasa promedio ligeramente acelerada de 2.6 por ciento anual, y el PIB per cápita aumentó 1.5 por ciento anual en promedio entre 1860 y 1913. La población también estaba creciendo rápidamente, y de dos millones en la década de 1860 llegó a tres millones en la década de 1860. vísperas de la Primera Guerra Mundial. Sólo alrededor del diez por ciento de la población vivía en ciudades. La tasa de inversión fue un poco más del 10 por ciento del PIB entre la década de 1860 y 1913 y la productividad laboral fue baja en comparación con las naciones líderes. En consecuencia, el crecimiento económico dependía principalmente de la mano de obra agregada, así como de una superficie cultivada en crecimiento.

Ponerse al día en los años de entreguerras

La revolución de 1917 en Rusia y la independencia de Finlandia interrumpió el comercio ruso, lo que fue devastador para la economía de Finlandia. La situación alimentaria era particularmente difícil, ya que se había importado el 60 por ciento de los cereales necesarios.

La reconstrucción de la posguerra en Europa y la consiguiente demanda de madera pronto pusieron a la economía en una senda de rápido crecimiento. La brecha entre la economía finlandesa y las economías occidentales se redujo drásticamente en el período de entreguerras, aunque se mantuvo igual entre los países escandinavos, que también experimentaron un rápido crecimiento: el PIB creció un 4,7 por ciento anual y el PIB per cápita un 3,8 por ciento en 1920-1938 . La tasa de inversión se elevó a nuevas alturas, lo que también mejoró la productividad laboral. La depresión de la década de 1930 fue más leve que en muchos otros países europeos debido a la continua demanda de pulpa y papel. Por otro lado, las industrias finlandesas entraron en depresión en diferentes momentos, lo que hizo que la recesión fuera más suave de lo que hubiera sido si todas las industrias hubieran experimentado sus depresiones simultáneamente. Sin embargo, la Depresión tuvo consecuencias graves y prolongadas para los pobres.

La reforma agraria de 1918 aseguró tierras para arrendatarios y trabajadores agrícolas. Se establecieron una gran cantidad de pequeñas explotaciones agrícolas nuevas, que solo podían mantener a las familias si tenían ingresos adicionales del trabajo forestal. El país siguió siendo en gran parte agrario. En vísperas de la Segunda Guerra Mundial, casi la mitad de la fuerza laboral y un tercio de la producción todavía se encontraban en las industrias primarias. La agricultura a pequeña escala utilizaba caballos y máquinas tiradas por caballos, los leñadores se internaban en el bosque con hachas y sierras, y los troncos se transportaban desde el bosque a caballo o flotando. La protección arancelaria y otras medidas de política ayudaron a elevar la producción nacional de cereales al 80-90 por ciento del consumo en 1939.

Poco después del final de la Primera Guerra Mundial, los productos de aserradero, la pulpa y el papel de Finlandia encontraron mercados nuevos y antiguos en el mundo occidental. Sin embargo, la estructura de las exportaciones se volvió más unilateral. Los productos textiles y metálicos no encontraron mercados en Occidente y tuvieron que competir fuertemente con las importaciones en el mercado interno. Más de cuatro quintas partes de las exportaciones se basaron en madera y una tercera parte de la producción industrial se destinó a aserraderos, otros productos de madera, pulpa y papel. Otras industrias en crecimiento incluían la minería, las industrias de metales básicos y la producción de maquinaria, pero operaban en el mercado interno, protegidas por las barreras aduaneras que eran típicas de Europa en ese momento.

El boom de la posguerra hasta la década de 1970

Finlandia salió de la Segunda Guerra Mundial paralizada por la pérdida de una décima parte de su territorio y con 400.000 evacuados de Karelia. Las unidades productivas estaban deterioradas y la situación de las materias primas era mala. Las enormes reparaciones de guerra a la Unión Soviética fueron el problema prioritario de los responsables de la toma de decisiones. El desarrollo favorable de las industrias de maquinaria nacional y construcción naval, que se basó en la demanda interna durante el período de entreguerras y las entregas de armas al ejército durante la guerra, hizo posible las entregas de reparaciones de guerra. Fueron pagados a tiempo y de acuerdo con los acuerdos. Al mismo tiempo, se reanudaron las exportaciones de madera a Occidente. Poco a poco se modernizó la capacidad productiva y se reformó toda la industria. Los evacuados y los soldados recibieron tierras para asentarse, lo que contribuyó a la disminución del tamaño de las granjas.

Finlandia se convirtió en parte del movimiento de liberalización comercial de Europa occidental al unirse al Banco Mundial, al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al acuerdo de Bretton Woods en 1948, convirtiéndose en miembro del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) dos años después. y unirse a Finnefta (un acuerdo entre el Área Europea de Libre Comercio (EFTA) y Finlandia) en 1961. El gobierno decidió no recibir Marshall Aid debido a la situación política mundial. Los acuerdos comerciales bilaterales con la Unión Soviética comenzaron en 1947 y continuaron hasta 1991. Los aranceles se suavizaron y las importaciones de las economías de mercado se liberaron a partir de 1957. Las exportaciones y las importaciones, que se habían mantenido en niveles internacionalmente elevados durante los años de entreguerras, sólo volvieron lentamente al nivel relativo anterior. niveles.

La tasa de inversión subió a nuevos niveles poco después de la Segunda Guerra Mundial bajo una política gubernamental que favorecía las inversiones y se mantuvo en este nivel muy alto hasta finales de los años ochenta. El crecimiento de la fuerza laboral se detuvo a principios de la década de 1960 y desde entonces el crecimiento económico ha dependido de aumentos en la productividad en lugar de mayores insumos laborales. El crecimiento del PIB fue del 4,9 por ciento y el PIB per cápita del 4,3 por ciento en 1950-1973, igualando el rápido ritmo de muchos otros países europeos..

Las exportaciones y, en consecuencia, la estructura de la industria manufacturera fueron diversificadas por pedidos soviéticos y, más tarde, por pedidos occidentales de productos de maquinaria, incluidas máquinas de papel, grúas, ascensores y barcos especiales como rompehielos. La vasta Unión Soviética proporcionó buenos mercados para la ropa y el calzado, mientras que las fábricas finlandesas de lana y algodón desaparecieron lentamente debido a la competencia de los países de bajos salarios. La industria química moderna comenzó a desarrollarse a principios del siglo XX, a menudo dirigida por empresarios extranjeros, y el gobierno construyó la primera pequeña refinería de petróleo en la década de 1950. El gobierno se involucró activamente en las actividades industriales a principios del siglo XX, con inversiones en minería, industrias básicas, producción y transmisión de energía y la construcción de infraestructura, y esto continuó en la posguerra.

La nueva política agrícola, cuyo objetivo era asegurar ingresos razonables y préstamos favorables a los agricultores y la disponibilidad de productos agrícolas nacionales para la población, pronto condujo a la sobreproducción en varios grupos de productos y, además, al dumping subvencionado por el gobierno en los mercados internacionales. mercados. Las primeras limitaciones a la producción agrícola se introdujeron a finales de la década de 1960.

La población alcanzó los cuatro millones en 1950, y el baby boom de la posguerra ejerció una presión adicional sobre el sistema educativo. El nivel educativo de la población finlandesa era bajo en términos de Europa occidental en la década de 1950, incluso si todo el mundo sabía leer y escribir. El sistema educativo subdesarrollado se amplió y renovó a medida que se fundaron nuevas universidades y escuelas profesionales y aumentó el número de años de educación básica y obligatoria. La educación ha estado dirigida por el gobierno desde los años sesenta y setenta, y es gratuita en todos los niveles. Finlandia comenzó a seguir el llamado modelo de bienestar nórdico, y se han introducido mejoras similares en la atención sanitaria y social, normalmente algo más tarde que en los otros países nórdicos. Los centros públicos de salud infantil, las asignaciones en efectivo para los niños y la licencia de maternidad se establecieron en la década de 1940, y los planes de pensiones han cubierto a toda la población desde la década de 1950. Los programas nacionales de desempleo comenzaron en la década de 1930 y se expandieron gradualmente. En 1970 se introdujo un sistema de atención médica pública y el seguro nacional de salud también cubre parte del costo de la atención médica privada. Durante la década de 1980, la distribución del ingreso se convirtió en una de las más uniformes del mundo.

Crecimiento más lento desde la década de 1970

La crisis del petróleo de la década de 1970 presionó a la economía finlandesa. Aunque las reservas de petróleo del principal proveedor, la Unión Soviética, no mostraban signos de agotarse, el precio aumentó en línea con los precios del mercado mundial. Esta fue una fuente de inflación devastadora en Finlandia. Por otro lado, fue posible incrementar las exportaciones bajo los términos del acuerdo comercial bilateral con la Unión Soviética. Esto impulsó la demanda de exportaciones y ayudó a Finlandia a evitar el alto y sostenido desempleo que azotaba a Europa Occidental.

El crecimiento económico en la década de 1980 fue algo mejor que en la mayoría de las economías occidentales y, a fines de la década de 1980, Finlandia alcanzó por primera vez el crecimiento lento del PIB per cápita sueco. A principios de la década de 1990, el colapso del comercio soviético, la recesión de Europa occidental y los problemas para adaptarse al nuevo orden liberal de movimiento de capital internacional llevaron a la economía finlandesa a una depresión peor que la de la década de 1930. El PIB cayó más del 10 por ciento en tres años y el desempleo aumentó al 18 por ciento. La crisis bancaria provocó un profundo cambio estructural en el sector financiero finlandés. La economía se reactivó nuevamente a una tasa de crecimiento enérgico del 3,6 por ciento en 1994-2005: el crecimiento del PIB fue del 2,5 por ciento y el PIB per cápita del 2,1 por ciento entre 1973 y 2005.

La electrónica comenzó su espectacular crecimiento en la década de 1980 y ahora es la industria manufacturera más grande con una participación del 25 por ciento de toda la manufactura.Nokia es el mayor productor mundial de teléfonos móviles y uno de los principales constructores de estaciones de transmisión. Conectado a este desarrollo estuvo el aumento en el desembolso de investigación y desarrollo al tres por ciento del PIB, uno de los más altos del mundo. Las empresas papeleras finlandesas UPM-Kymmene y M-real y la finlandesa-sueca Stora-Enso se encuentran entre los mayores productores de papel del mundo, aunque la producción de papel ahora representa solo el 10 por ciento de la producción manufacturera. Sin embargo, la reciente discusión sobre el futuro de la industria es alarmante. La posición de la industria papelera nórdica, que se basa en madera cara y de crecimiento lento, se ve amenazada por las nuevas fábricas de papel fundadas cerca de las áreas de consumo en expansión en Asia y América del Sur, que utilizan madera tropical local de rápido crecimiento. Las operaciones de aserradero que antes eran importantes ahora constituyen un porcentaje muy pequeño de las actividades, aunque los volúmenes de producción han ido creciendo. Las industrias textil y de la confección se han vuelto insignificantes.

Lo que ha tipificado las últimas dos décadas es la globalización que se ha extendido a todos los ámbitos. Las exportaciones y las importaciones han aumentado como resultado de políticas favorables a las exportaciones. Alrededor del 80 por ciento de las acciones de las empresas públicas finlandesas están ahora en manos extranjeras: la propiedad extranjera fue limitada y controlada hasta principios de la década de 1990. Una cuarta parte de las empresas que operan en Finlandia son de propiedad extranjera y las empresas finlandesas tienen inversiones aún mayores en el extranjero. La mayoría de las grandes empresas son realmente internacionales hoy en día. La migración a Finlandia ha aumentado y, desde el colapso del bloque oriental, los inmigrantes rusos se han convertido en el grupo extranjero más grande. El número de extranjeros sigue siendo menor que en muchos otros países: hay alrededor de 120.000 personas de origen extranjero en una población de 5,3 millones.

Las direcciones del comercio exterior han ido cambiando porque el comercio con las economías asiáticas en ascenso ha ido ganando importancia y el comercio ruso ha fluctuado. De lo contrario, prevalece casi la misma distribución por países que ha sido común durante más de un siglo. Europa occidental tiene una participación de las tres quintas partes, lo que ha sido típico. El Reino Unido fue durante mucho tiempo el mayor socio comercial de Finlandia, con una participación de un tercio, pero esto comenzó a disminuir en la década de 1960. Rusia representó un tercio del comercio exterior finlandés a principios de la década de 1900, pero la Unión Soviética tenía un comercio mínimo con Occidente al principio, y su participación en el comercio exterior finlandés era solo de unos pocos puntos porcentuales. Después de la Segunda Guerra Mundial, el comercio soviético-finlandés aumentó gradualmente hasta alcanzar el 25 por ciento del comercio exterior finlandés en los años setenta y principios de los ochenta. El comercio con Rusia está ganando terreno gradualmente de nuevo desde el punto más bajo de principios de la década de 1990, y había aumentado a alrededor del diez por ciento en 2006. Esto convierte a Rusia en uno de los tres socios comerciales más importantes de Finlandia, siendo Suecia y Alemania los otros dos con un diez por ciento de cada uno.

La balanza de pagos fue un problema persistente en la economía finlandesa hasta la década de 1990. En particular, en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, la inflación erosionó repetidamente la capacidad competitiva de la economía y provocó numerosas devaluaciones de la moneda. Una política económica que favorecía las exportaciones ayudó al país a salir de la depresión de los noventa y mejoró la balanza de pagos.

La agricultura continuó su desarrollo problemático de sobreproducción y altos subsidios, que finalmente se volvió muy impopular. El número de explotaciones se ha reducido desde la década de 1960 y el tamaño medio ha aumentado recientemente a los niveles europeos medios. La participación de la producción agrícola y la mano de obra también se encuentran en los niveles de Europa occidental en la actualidad. La agricultura finlandesa está incorporada a la Política Agrícola Común de la Unión Europea y comparte sus problemas, incluso si la sobreproducción finlandesa prácticamente se ha eliminado.

La participación de la silvicultura es igualmente baja, incluso si suministra cuatro quintas partes de la madera utilizada en los aserraderos y fábricas de papel finlandesas: la quinta parte restante se importa principalmente de las partes del noroeste de Rusia. La participación de las manufacturas está algo por encima de los niveles de Europa occidental y, en consecuencia, la de los servicios es alta pero ligeramente inferior a la de los antiguos países industrializados.

El debate reciente sobre el estado de la economía se centra principalmente en dos cuestiones. La muy abierta economía de Finlandia está muy influenciada por el lento desarrollo económico de la Unión Europea. En consecuencia, tampoco se esperan tasas de crecimiento muy elevadas en Finlandia. Desde la depresión de la década de 1990, la tasa de inversión se ha mantenido a un nivel más bajo de lo que era común en el período de posguerra, y esto es motivo de preocupación.

La otra cuestión se refiere al papel destacado del sector público en la economía. El modelo de bienestar nórdico está básicamente aprobado, pero los costos crean tensiones. Los altos impuestos son una consecuencia de esto y los partidos políticos debaten si la alta participación del sector público frena o no el crecimiento económico.

El envejecimiento de la población, el elevado desempleo y la disminución del número de contribuyentes en las zonas rurales del este y centro de Finlandia suponen una carga para los gobiernos locales. También hay un debate continuo sobre la competencia fiscal dentro de la Unión Europea: ¿cómo afectan los altos impuestos en algunos países miembros a las decisiones de ubicación de las empresas?

Desarrollo de las exportaciones de Finlandia & # 8217s por grupo de productos básicos 1900-2005, porcentaje

Fuente: Junta Nacional de Aduanas de Finlandia, Unidad de Estadísticas

Nota sobre clasificación: Productos de la industria del metal CUCI 28, 67, 68, 7, 87 Productos químicos CUCI 27, 32, 33, 34, 5, 66 Textiles CUCI 26, 61, 65, 84, 85 Madera, papel y productos impresos CUCI 24 , 25, 63, 64, 82 Alimentos, bebidas, tabaco CUCI 0, 1, 4.

Evolución de las importaciones de Finlandia & # 8217 por grupo de productos básicos 1900-2005, porcentaje

Fuente: Junta Nacional de Aduanas de Finlandia, Unidad de Estadísticas

Nota sobre clasificación: Productos de la industria del metal CUCI 28, 67, 68, 7, 87 Productos químicos CUCI 27, 32, 33, 34, 5, 66 Textiles CUCI 26, 61, 65, 84, 85 Madera, papel y productos impresos CUCI 24 , 25, 63, 64, 82 Alimentos, bebidas, tabaco CUCI 0, 1, 4.

Referencias:

Heikkinen, S. y J.L van Zanden, eds. Exploraciones en el crecimiento económico. Ámsterdam: Aksant, 2004.

Heikkinen, S. Trabajo y mercado: trabajadores, salarios y niveles de vida en Finlandia, 1850-1913. Comentarios sobre Scientiarum Socialium 51 (1997).

Hjerppe, R. La economía finlandesa 1860-1985: crecimiento y cambio estructural. Estudios sobre el crecimiento económico de Finlandia y # 8217 XIII. Helsinki: Publicaciones del Banco de Finlandia, 1989.

Jalava, J., S. Heikkinen y R. Hjerppe. "Tecnología y cambio estructural: productividad en las industrias manufactureras finlandesas, 1925-2000". Investigación económica sobre transformación, integración y globalización (TIGER), documento de trabajo núm. 34, diciembre de 2002.

Kaukiainen, Yrjö. Una historia del transporte marítimo finlandés. Londres: Routledge, 1993.

Myllyntaus, Timo. Electrificación de Finlandia: la transferencia de una nueva tecnología a una economía de industrialización tardía. Worcester, MA: Macmillan, Worcester, 1991.

Ojala, J., J. Eloranta y J. Jalava, editores. El camino hacia la prosperidad: una historia económica de Finlandia. Helsinki: Suomalaisen Kirjallisuuden Seura, 2006.

Pekkarinen, J. y J. Vartiainen. Finlandia ekonomiska politik: den långa linjen 1918-2000, Estocolmo: Stiftelsen Fackföreningsrörelsens institut för ekonomisk forskning FIEF, 2001.


Ver el vídeo: Revolución Rusa: Condiciones económicas, sociales y políticas de Rusia, antes de la Revolución.